Indicadores

La tasa de paro en EE UU subió en julio al 5,6%, la más alta en cuatro años

La economía norteamericana destruyó 51.000 empleos durante el mes de julio, menos de lo esperado por la mayoría de los analistas, que esperaban una destrucción de 72.000. La tasa de desempleo, por su parte, subió dos décimas en julio y se situó en el 5,7%, la más alta desde marzo de 2004, frente al 5,5% del mes anterior, según informó hoy el Departamento de Trabajo.

Los analistas consultados por esperaban que la desaceleración económica situara la tasa de desempleo en el 5,6%, una décima menos del dato que finalmente se ha producido, desde un 5,5% en junio.

En lo que va de este año la economía ha perdido 463.000 puestos de trabajo, lo cual para muchos expertos es la señal más clara de una recesión.

La semana pasada, la cifra de solicitudes de subsidio por desempleo alcanzó su nivel más alto en cinco años, y las encuestas de confianza de los consumidores señalan que, preocupados por el panorama laboral, los estadounidenses tienden a recortar sus gastos.

En las fábricas, el mes pasado hubo una pérdida neta de 35.000 empleos, la misma cifra que en junio. La prolongada crisis de los sectores de vivienda y las finanzas también se refleja en el informe de hoy.

La construcción tuvo una pérdida neta de 22.000 empleos, y en las empresas financieras se mantuvo sin cambios el empleo después de una reducción de 13.000 puestos de trabajo el mes anterior.

El sector de servicios perdió 5.000 puestos de trabajo, la primera disminución desde marzo, y en el comercio minorista, donde en junio se habían perdido 6.300 empleos, en julio desaparecieron 16.500 puestos de trabajo.