Resultados

El beneficio de Caja Duero descendió un 11% en el primer semestre

El beneficio neto de Caja Duero en el primer semestre de 2008 ha descendido un 11% respecto al mismo periodo del año anterior, al pasar de los 61,8 millones logrados en 2007 a los 55 obtenidos en los seis primeros meses del presente ejercicio. Además de los beneficios, también ha disminuido en un 2,20% el margen de intermediación; el ordinario lo ha hecho en un 2,70% y el de explotación, en un 8,5%.

Pese a las cifras, en un comunicado la caja castellanoleonesa subraya la importancia de estos resultados que se producen "en un contexto de ralentización de la demanda crediticia y de estrechamiento de los márgenes por la mejor remuneración de los depósitos". Durante los tres primeros meses de este ejercicio, Caja Duero obtuvo un beneficio de 33,2 millones, mientras que en este segundo trimestre ha rebajado esta cifra a 21,8 millones de euros.

El volumen de negocio gestionado por la caja y su grupo durante este primer semestre ha aumentado en 2.956 millones, con un crecimiento del 9,8%, lo que supone que la cifra de negocio alcanza los 32.999 millones de euros. Las inversiones crediticias se han situado en este periodo en 13.485 millones, con un aumento del 5,4% sobre los mismos meses del año anterior.

El crecimiento interanual asciende a 694 millones de euros, mientras que la tasa de morosidad se sitúa en el 2,08% y la de cobertura sobre activos dudosos se encuentra fijada en un 110%. El total de recursos de clientes administrados ha cerrado en una cifra de 18.501 millones, con una variación interanual por importe de 2.382 millones, lo que representa un crecimiento del 14,8%.

En la cuenta de resultados, el margen de intermediación disminuye en un 2,2% como consecuencia fundamentalmente del descenso de la demanda crediticia y como resultado del estrechamiento de los márgenes del pasivo por una mayor competencia entre las entidades.