Valor

La CAM mueve menos dinero en Bolsa que las últimas ofertas

La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) llega a su primera semana en Bolsa en números rojos. El valor ya está un 6,68% por debajo del precio de salida. El desinterés del mercado se comprueba con la escasa contratación de las cuotas.

Hoy hace una semana que la CAM dio el salto al parqué. El desarrollo que han tenido las cuotas participativas ha sido el que pronosticaba el mercado: negativo. El primer día consiguió cerrar en tablas, pero los otros cuatro la tónica ha sido de caídas; el balance desde la oferta arroja un descenso del 6,68%. 'La situación del sector financiero es complicada. Aparte, el momento del mercado es difícil para las salidas a Bolsa. Si el flujo de noticias deja de ser negativo podría recuperarse', afirma Susana Felpeto, de Atlas Capital. En este tiempo los bancos europeos englobados en el Stoxx 600 se ha dejado el 5,36%, y el sector financiero, el 4,87%.

De momento el desinterés por el valor es pleno, y eso que el precio de salida se fijó en la parte más baja de la banda: 5,84 euros. A pesar de ello, la contratación ha sido muy débil. El volumen de negocio más alto coincide con el día del estreno: 8,35 millones de euros. Después se ha ido debilitando y en las dos últimas jornadas no ha superado los 2 millones. En total se han movido acciones por valor de 14,87 millones de euros. La diferencia es alta con respecto a los estrenos que le han precedido. Rovi, Renta 4 o Fluidra movieron 25,27, 44,10, 43,29 y 464,84 millones de euros en las cinco sesiones posteriores a sus respectivos estrenos; todos el año pasado.

De cualquier forma, la oferta pública de suscripción de la CAM ha sido pequeña. La emisión de las cuotas participativas supone el 7,5% del capital de la caja de ahorros tras la colocación, lo que la convierte en un valor de escaso free float (capital flotante).

MB Capital Markets, agente estabilizador, del valor, se ha quedado con la mitad de las cuotas negociadas

La CAM eligió a Lehman Brothers como agente estabilizador del valor, y el banco está operando a través de MB Capital Markets, que ha sido el mayor comprador en este tiempo. En total se ha quedado con 1,27 millones de cuotas de la CAM, que supone el 48% de lo movido. El periodo de estabilización del valor se prolonga durante los 30 días posteriores al estreno de la empresa.

En el extremo opuesto se sitúa Gesamed Valencia, la sociedad de valores de la caja de ahorros -colocadora del tramo minorista-, que ha vendido 1,27 millones de cuotas frente a las 190.000 de la sociedad de valores del Santander la siguiente más activa en este apartado.

Llama la atención la poca actividad de los brokers con respecto a la compañía. 17 intermediarios habían adquirido cuotas al cierre de ayer, aunque en algunos casos la cifra era ridícula (6, 75 ó 100). En la parte de ventas la actividad se centra en sólo cuatro firmas.

La CAM partió con una capitalización de 3.893 millones, que le otorgaban un PER, veces que el precio de la acción contiene el beneficio, de 9,3 veces.

Cuotas con derecho a dividendo

La CAM ha elegido como sistema para salir a Bolsa las cuotas participativas. La opción es novedosa en España, y por ello la CNMV informa a través de la su web (www.cnmv.es) sobre las diferencias que existen con respecto a las acciones. Entre éstas figura el reparto de dividendos. El regulador advierte que los beneficios se distribuirán entre la caja y los cuotapartícipes, pero el dividendo que recibirán estos últimos será proporcionalmente mayor al de la obra social. Esto supone que 'los cuotapartícipes perderán participación relativa en los beneficios futuros de la caja'.