Productos financieros

Deutsche Bank lanza un fondo que ofrece un diferencial del 1% por encima de la inflación

Deutsche Bank ha lanzado en España un producto de inversión con un periodo de vigencia de cuatro años y un mes que ofrece un diferencial del 1% por encima de la inflación, informó hoy la entidad financiera.

Denominado 'Nota Inflación + 1 db', este producto ofrece un cupón fijo del 5,50% el primer año y los tres años restantes abonará anualmente la inflación española más un diferencial del 1%.

El capital y los cupones están garantizados, salvo si se produce un incumplimiento de pago en alguno de los dos bonos subyacentes a la nota (Bono Deutsche Bank y Bono Caja Madrid).

El director del centro de inversiones de Deutsche Bank, Luis Martín Jadraque, señaló que "en un escenario de inflación alcista, el inversor queda protegido con rentabilidades que pueden ser superiores al 6%", mientras que en un escenario de inflación bajista, en el que el BCE previsiblemente baje los tipos de interés, "este producto ofrece una rentabilidad mayor que cualquier depósito a tipo fijo".

Martín Jadraque también destacó que este producto cuenta con garantía de capital y cupones, por lo que sólo se pierde la garantía en caso de incumplimiento de pago de los bonos subyacentes de Deutsche Bank y Caja Madrid, "algo muy poco probable". añade.

El periodo de suscripción de 'Nota Inflación + 1 db' será del 28 de julio al 8 de septiembre de 2008, por importes a partir de 1.000 euros.

Deutsche Bank prevé que la inflación española -que en la última década se ha mantenido un 1% por encima de la inflación europea- se mantenga entre el 3% y el 4% los próximos cinco años. Teniendo en cuenta que la política monetaria del BCE se realiza en base al IPC europeo, los productos ligados a la inflación europea no compensan los riesgos inflacionistas.

La entidad explicó que a nivel mundial se ha vivido un proceso deflacionista en la última década, pero esta situación ha cambiado a consecuencia de la subida del precio del petróleo y los alimentos, por el aumento de los salarios en los países emergentes y por la apreciación de las divisas de estos países.

Esta nueva situación hace suponer un periodo de inflaciones más altas, aunque muy por debajo de los niveles de los años 70.