Operación

Prisa cierra la venta de sus activos inmobiliarios por 300 millones, con plusvalías de 227 millones

Prisa cerró hoy la venta de tres edificios de su propiedad a Longshore por 300 millones, con unas plusvalías de 227 millones de euros, informó la compañía.

La operación, realizada con la intermediación de Richard Ellis, incluye la venta de la sede de Prisa en Madrid, situada en Gran Vía, el edificio de El País en la calle Miguel Yuste de la capital, y el ocupado por Radio Barcelona en la calle Caspe, de dicha ciudad.

Prisa destacó que la operación tendrá un impacto de 227 millones de euros de plusvalía y de 220 millones de euros en resultado bruto de explotación (Ebitda) para el grupo en 2008.

El destino de los fondos será la amortización de deuda del grupo y permitirá a Prisa "un uso más eficiente de sus recursos financieros e inmobiliarios, optimizando sus gastos de alquiler".

PRISA 0,70 -2,92%

El grupo de comunicación alcanzó el pasado 20 de mayo el acuerdo para la venta de los tres edificios con Longshore, vehículo de inversión participado al 50% por Drago Real Estate Partners y The Royal Bank of Scotland, que también ha intervenido en estructurar la operación.

A finales de 2007, grupo Prisa anunció la puesta en marcha de un concurso para la venta de esta cartera de inmuebles, que comprende un total de 71.873 metros cuadrados y 344 plazas de aparcamiento, además de varios locales comerciales en el edificio de Gran Vía, con inquilinos de prestigio como Zara, Mango, H&M o Sfera, según Drago Real Estate Partners.