Bolsa de Nueva York

Wall Street pierde la confianza en el sector financiero y cae un 2,1%

Las malas previsiones de la Casa Blanca sobre la evolución de la economía y del FMI que advierte de la fragilidad en el mercado crediticio calaron en los inversores estadounidenses. El Dow Jones se acerca de nuevo al 11.000 tras caer un 2,1%.

Con sólo dos de sus valores esquivando el rojo, el selectivo industrial perdió un 2,11% y partirá mañana desde los 11.188 puntos. El S&P 500 recortó un 1,86%, hasta los 1.234 enteros, mientras que el Nasdaq cayó un 2%, hasta los 2.264 puntos.

Los inversores se contagiaron de los pronósticos negativos del último informe realizado por el FMI sobre la salud del sector financiero. El director del Departamento de Mercados Monetarios señaló que las condiciones de los mercados continúan siendo "delicadas" pese al fuerte ajuste experimentado en los últimos tiempos y a las medidas puestas en práctica por las autoridades. Las conclusiones del informe perjudicaron a los principales bancos del otro lado del Atlántico. Citigroup perdió un 7,5%, Bank of America más de un 5% y JP Morgan un 4,7%.

Además, Lehman Brothers el cuarto mayor banco de inversión de Estados Unidos, cayó un 10,4% después de conocerse que podría amortizar otros 2.500 millones de dólares de su cartera residencial durante el tercer trimestre y reportar otra nueva pérdida en el período, según un informe de Merrill Lynch. Además, Merrrill no se salvó del temor sobre el sector y sus titulos se hundieron más de un 11,5%, hasta los 24,33 dólares.

Por su parte, la Administración Bush rebajó hoy al 1,6% la previsión de crecimiento para este año, más de un punto porcentual con respecto a su previsión realizada hace cinco meses. Además, anunció que el próximo presidente de Estados Unidos heredará un déficit presupuestario récord de 389.000 millones de dólares.

De vuelta al parqué, las hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac compartieron también las pérdidas del sector bancario al desplomarse un 10,7 y un 6,6%, respectivamente. Ambas estuvieron toda la jornada en el punto de mira de los inversores después de que el sábado el Congreso de Estados Unidos aprobara el paquete de medidas para rescatar al sector y autorizara préstamos por miles de millones de dólares para estas dos firmas.

Pero no todo fueron pérdidas hoy. Kraft se anotó un 4,94%. después de anunciar que sus ventas aumentaron un 21% en el segundo trimestre y su beneficio alcanzó los 732 millones de dólares.

Verizon anunció hoy que en el primer semestre de 2008 ganó 3.524 millones de dólares, un 10,9% más que en los seis primeros meses de 2007, gracias a su negocio de telefonía móvil. A pesar de superar las expectativas de los analistas de Wall Street, las acciones de la compañía telefónica restaron un 2,4% en la media sesión.

Por último, la subida del petróleo eclipsó a los inversores más optimistas. El precio del barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, cerró en 124,7 dólares, después de subir un dólar y cuarenta centavos en el mercado de futuros de Nueva York.