Resultados

Ryanair se desploma en Bolsa tras anunciar que sus beneficios cayeron un 85%

Las acciones de Ryanair se desplomaban hoy un 22% en la Bolsa de Londres después de que la aerolínea anunciara una caída de sus beneficios trimestrales del 85%, hasta 21 millones de euros.

Los beneficios después de impuestos de la aerolínea irlandesa Ryanair en el primer trimestre fiscal (de abril a junio), excluyendo elementos excepcionales, fueron de 21 millones de euros, un descenso del 85% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando obtuvo 138,9 millones de euros, informó hoy la compañía.

El tráfico en ese trimestre creció un 19%, hasta 15 millones de pasajeros, pese a la ausencia de la Semana Santa, las tarifas se redujeron un 8% y los ingresos crecieron un 12%, hasta 777 millones de euros, precisó la empresa.

Ryanair advirtió de que podría acabar la temporada 2008-09 bien cubriendo sólo los costes o con una pérdida de 60 millones de euros, aunque se comprometió a mantener sus tarifas bajas y a no introducir

un recargo por combustible en sus billetes. La aerolínea con base en Dublín atribuyó tanto la caída de sus ganancias como el mal pronóstico anual al incremento del precio del petróleo, que este mes llegó a superar en Londres los 147 dólares el barril.

El consejero delegado de la empresa, Michael O'Leary, dijo en un comunicado que la factura por combustible ascendió un 93% hasta 367 millones de euros en el primer trimestre, lo que equivale a casi un 50% de sus costes operativos, comparado con un 36% el año anterior. "Continuaremos absorbiendo los mayores costes del petróleo, incluso si significa pérdidas a corto plazo, al tiempo que seguiremos ofreciendo las tarifas más bajas en Europa a nuestros 58 millones de pasajeros", afirmó el directivo.

Ryanair ha conseguido asegurarse un 90% de sus necesidades de crudo para septiembre al precio relativamente bajo de 129 dólares el barril, y un 80% del que requiere de octubre a diciembre por 124 dólares. Sin embargo, no tiene reservas para el último trimestre fiscal, hasta marzo del 2009, indicó.

La aerolínea precisó que su previsión de pérdida para el ejercicio 2008-09 se basa en un precio del petróleo en torno a 130 dólares en el último trimestre más una reducción de sus tarifas del 5%. La empresa pretende mantener "precios agresivos" para garantizar el uso de los aviones. Ryanair calcula que sus tarifas habrán bajado un 5% al cabo del año en un contexto general de ralentización del mercado de vuelos europeos.

El pasado 17 de julio, la aerolínea anunció además que reducirá en un 14% los vuelos semanales desde el aeropuerto de Stansted (al este de Londres), hasta 1.850 vuelos. Dos días antes, informó de que recortaría en un 12% sus vuelos semanales desde el aeropuerto de Dublín (Irlanda), hasta 1.200.