Capital riesgo

N+1 compra el 50% del fondo europeo ACP por 33 millones

El grupo de capital riesgo N+1 se convirtió el viernes en la primera empresa española en controlar 'un fondo de fondos' de capital riesgo con la compra del 50% de Access Capital Partners por 33 millones de euros. La entidad resultante estará presente en cinco países y gestionará activos por cerca de 6.000 millones.

El grupo N+1 adquirió el 50% de la gestora de fondos de capital riesgo Access Capital Partners (ACP) por 33 millones de euros y se convirtió en la primera empresa española en adquirir el control de un fondo de fondos.

Con 10 años de experiencia, Access gestiona actualmente activos por 2.500 millones de euros y tiene oficinas en París, Bruselas y Múnich.

La empresa gestiona fondos de entre 100 y 300 millones para unos 130 clientes institucionales en Europa Occidental y Estados Unidos. Su especialidad son los fondos de capital riesgo que invierten en el segmento medio del mercado buy-out, empresas en situaciones especiales y tecnología.

N+1 adquirió el 35% de la compañía al grupo finlandés de gestión de activos Capman, y el 15% a los tres socios fundadores de Access a través de una sociedad constituida especialmente para la operación.

A su vez, los tres socios originales de Access reinvirtieron 1,5 millones de euros, una parte en la empresa y otra en el vehículo de inversión.

De esta forma, N+1 se quedó con el 50% de la compañía y los franceses Dominique Peninon, Agnès Nahum y Philippe Poggioli mantienen en conjunto una participación directa e indirecta del 56,5%.

'Ellos seguirán manejando la firma con total independencia', aclaró Access en un comunicado de prensa enviado desde Bruselas, la sede de su oficina principal.

La gestora precisó que una porción de su capital se abrirá también a algunos miembros de su equipo directivo en el corto o medio plazo. Por su parte, N+1 destacó que la transacción creará un grupo europeo con presencia en cinco países y cerca de 6.000 millones de euros en activos bajo gestión.

El grupo español financió la compra con 10 millones en nuevos fondos propios aportados por sus mismos socios, un crédito de Banesto de 15,5 millones y el pago diferido de 6,8 millones a Capman. La compañía española pagará este importe al grupo finlandés dentro de cuatro años.

'Con esta adquisición, N+1 -que cuenta ya con equipos y oficinas en Londres y Francfort- refuerza significativamente su proceso de internacionalización', dijo la empresa.

Ambos grupos desarrollarán una plataforma europea de gestión de inversiones alternativas en fondos de capital riesgo, energías renovables, medianas empresas, inmobiliarias, hedge funds y empresas en reestructuración, precisó. La nueva sociedad desarrollará a corto plazo una estrategia para captar fondos en el mercado internacional y estructurar productos para fondos de pensiones, aseguradoras, bancos, entre otros clientes institucionales.

Además, N+1 usará esta nueva plataforma europea para dar asesoramiento financiero y patrimonial a empresas medianas y familiares en Francia, Bélgica y Alemania.

El grupo español ha sido asesorado en esta transacción por Goldman Sachs y el bufete Uría Menéndez.

El efecto en las cuentas de 2008

La operación permitirá a N+1 consolidar en su cuenta de resultados de 2008 cerca de 18 millones de euros en ingresos y 6 millones de Ebitda, informó el grupo español.

El año pasado N+1 registró un beneficio neto de 22,8 millones de euros, unos ingresos netos de 61,2 millones y un Ebitda de 33,3 millones.

La operación implicará también que un 55% de los activos bajo gestión de la joint venture resultante procedan de clientes internacionales y que los ingresos de gestión y asesoramiento de activos representen un 70% de los ingresos totales del nuevo grupo.