Crisis inmobiliaria

Corbacho cree que la crisis en la construcción toca suelo

Los malos datos del paro sirvieron al PP para destacar que el Ejecutivo 'va sin dirección', en palabras del responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro. El diputado popular calificó como 'la mayor sangría que ha vivido España' en el incremento del desempleo. 'Muy preocupante', señaló Mariano Rajoy, presidente del PP. 'España tiene el peor dato de los 27 países de la UE, sólo superada por Eslovaquia', añadió.

El Gobierno socialista, sin embargo, quiso ver la botella medio llena. Para Celestino Corbacho, ministro de Trabajo, la crisis en la construcción 'está llegando al final' y no cree que al final de 2008 el paro llegue hasta el 11%, sino que se sitúe más cerca del 10%.

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, recordó que se ha creado empleo 'a pesar de las dificultades' y del bajo ritmo de crecimiento de la economía.

La creación de empleo, un 0,28% interanual, refuerza también este trimestre la tendencia comenzada en septiembre de 2006 en la que la tasa de ocupación crece por debajo de la del PIB. Cuando la tasa de crecimiento de la economía (un 2,7% en el último trimestre) se resiente, el mercado laboral se ve más profundamente afectado, sobre todo en el sector de la construcción.

Por eso ayer, tanto sindicatos como patronal pidieron al Gobierno un cambio en el modelo productivo que priorice otras actividades productivas.