Alimentaria

Sos Cuétara compra la aceitera líder en EE UU por 630 millones

Sos Cuétara ha alcanzado un acuerdo con Unilever para adquirir Bertolli, la división aceitera de la compañía anglo-holandesa. Con esta compra, el grupo que preside Jesús Salazar conseguirá ser líder de aceite de oliva en Estados Unidos y alcanzar una cuota de mercado mundial del 22%.

El grupo de alimentación Sos Cuétara ha conseguido hacerse con la joya de las aceiteras. El potencial de crecimiento de la marca líder del sector en Estados Unidos -de dos dígitos por año- puso en alerta a todas las compañías rivales cuando Unilever anunció que vendía su filial. Hace un mes ni el propio grupo que preside Jesús Salazar confiaba en sus posibilidades y asumía su debilidad en la puja por Bertolli. Admitían que la fortaleza de las demás compañías interesadas en la operación hacía 'poco probable' su éxito.

Sin embargo, tras un acuerdo en el que se fija el precio de la aceitera italiana en 630 millones, Sos ha conseguido superar al grupo Borges, la multinacional Bunge y la portuguesa Sovena (que elabora alimentos de marca blanca) en la puja. La mayor parte del importe de la operación, 560 millones de euros, corresponde a activos que forman parte de la misma y los 70 millones restantes es capital circulante (stocks en aceite).

La compañía propietaria de marcas como Carbonell y Koipe financiará la operación a través de un crédito puente por un año que podrá ser amortizado de tres formas diferentes o bien con la combinación de todas ellas: a través de una ampliación de capital por un 50% del importe de la compra -mientras que el otro 50% se financiaría con deuda a largo plazo-; mediante la salida a Bolsa de su negocio de aceite de oliva en Italia -que engloba las marcas Minerva Oli y Carapelli-; o con la venta de activos no estratégicos del grupo, según señaló a la CNMV.

Las autoridades de competencia de tres países deben aprobar la operación

DEÓLEO 0,06 -1,54%

Desde la empresa aseguran que aún tienen que estudiar que opción es más interesante. Además, confirman que no creen que tengan problemas en sacar sus filiales italianas a Bolsa porque 'son empresas que facturan 1.000 millones de euros'. La previsión inicial de Salazar era que la salida al parqué milanés de sus filiales se produjera a finales de 2007.

En la transacción, que se ha estructurado como una licencia mundial y perpetua de Bertolli para la comercialización de aceite de oliva y vinagre, además de la aceitunas y el aceite de semillas, se incluyen las marcas de aceite Maya, Dante y San Giorgio y las instalaciones productivas de Inveruno (Italia). Sin embargo, la multinacional anglo-holandesa se reserva el uso de la marca Bertolli para la venta de margarina, salsas para pasta y comida congelada.

A pesar de que Unilever espera cerrar la operación este año, la finalización está sujeta a que sea aprobada por las autoridades de competencia de Italia, Estados Unidos y Alemania. En el proceso de venta, la asesoría financiera de Sos corrió a cuenta de UBS y el banco Santander y la asesoría legal fue a cargo del despacho de abogados Gómez-Acebo & Pombo.

La venta forma parte de los planes de Unilever, el segundo mayor fabricante de productos de consumo del mundo -por detrás de Procter & Gamble-, de deshacerse de negocios no estratégicos que conjuntamente generarán unas plusvalías de 2.000 millones, según la empresa.

La cotización bursátil de Sos Cuétara fue suspendida ayer desde las 12:30 horas hasta las 14,15 de forma cautelar por la CNMV tras darse a conocer el acuerdo. Al cierre de la sesión, las acciones de la compañía subieron un 0,55%, hasta los 12,87 euros.

Cuatro años después, Salazar se hace con el líder en EE UU

El objetivo de ser líderes en Estados Unidos es algo que el grupo de Salazar ya perseguía desde 2004 y que, desde entonces, ha reiterado en numerosas ocasiones. Además, últimamente el presidente de Sos había comunicado la intención del grupo de realizar adquisiciones en Estados Unidos para reducir la dependencia de Europa, que actualmente genera el 70% de sus ingresos. Con la compra de Bertorelli, Salazar podrá cumplir su objetivo de que el 50% de su facturación proceda de este mercado en un plazo de cuatro años. Además, con la adquisición de la aceitera de Unilever, Sos se afianzará como primer grupo del sector al elevar del 15% al 22% su cuota de mercado mundial.