Política económica

Zapatero rechaza las recetas del PP ante la crisis porque "van contra los desfavorecidos"

El presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha rechazado hoy la propuesta de Mariano Rajoy de recortar el gasto presupuestado porque, ha dicho, la experiencia de gobierno del PP demuestra que ¢los planes de choque chocan contra los más desfavorecidos, los trabajadores y los que menos tienen¢.

En el acto organizado por el PSOE con motivo de los cien días de Gobierno, Zapatero ha dado respuesta a la iniciativa que Rajoy le llevará mañana a la Moncloa y ha descartado de plano ¢una reducción drástica del gasto público¢ porque, ha insistido, ¢ya sabemos quienes la pagan¢.

Según ha apuntado, no es una conjetura decir que la propuesta afectará a los más desfavorecidos; ¢ya lo hicieron cuando gobernaban; hicieron decretazos y quisieron recortar los derechos y prestaciones de los trabajadores¢, ha denunciado Zapatero para apostar por la austeridad unidad a la solidaridad.

El jefe del Ejecutivo ha pintado un panorama de la situación económica española en el que ha reconocido la situación difícil -no ha querido otra vez decir crisis- y ha asegurado que las medidas adoptadas por su Gobierno van "a movilizar 60.000 millones entre 2008 y 2010", y que las actuaciones de apoyo "a las familias se sitúan en los 10.000 millones".

En un discurso de casi 45 minutos, Rodríguez Zapatero ha centrado buena parte de su intervención en la economía. Ha vuelto a huir de la palabra crisis y ha asegurado que los tres meses de su segundo mandato han sido para "afrontar una situación bastante difícil, con crisis del sector inmobiliario y con factores internacionales que pesan". Por ello, se han tomado "un número elevado de medidas para paliar el frenazo al crecimiento".

Para el presidente, "hay un objetivo que justifica estas medidas, que es el hacer cuanto antes que la economía crezca". En todo caso, una vez más ha querido lanzar un mensaje optimista: "Hemos creado mucho empleo en estos últimos años. En nuestro país nunca habían trabajado más de 20 millones de trabajadores, ni han estado tan cualificados" y ha vuelto a repetir que España está en el mejor momento de "su renta per capita".

Zapatero ha empleado otra parte de su discurso a hablar de la "conquista de la igualdad". Por eso se ha creado "un Ministerio de Igualdad; por primera vez en el Consejo de Ministros hay más mujeres que hombres; por primera vez hay una mujer como ministra de Defensa, que lo hace muy bien" -Chacón se ha llevado así una de las mayores ovaciones-.

Para Zapatero, la política exterior "ha estado más comprometida que nunca en la lucha contra la pobreza, en ayudar a la búsqueda de la paz".