Bolsa de Nueva York

El banco Wells Fargo y la caída del petróleo regalan al Dow Jones una subida del 2,5%

Los inversores estadounidenses respiran de nuevo tras el §rally§ de los tres principales índices de la Bolsa de Nueva York. El selectivo industrial recuperó más de 200 puntos en una jornada en la que los inversores alcistas prefirieron quedarse con los datos positivos.

De víctima a verdugo. La banca dejó de convertirse en la castigada del parqué neoyorquino e intercambió su papel con las energéticas.

En la sesión de hoy, el Dow Jones subió un 2,52% y partirá por encima de los 11.230 puntos. El tecnológico Nasdaq 100 consiguió su mayor subida desde el 1 de abril al anotarse un 3,12%. Por su parte, el S&P 500 se alzó un 2,51%.

La excusa perfecta fue Wells Fargo. El quinto mayor banco de EE UU batió las expectativas de los inversores, pese a anunciar que sus beneficios cayeron un 23% por el deterioro de las condiciones crediticias. Sus títulos se dispararon un 32% en la sesión y empujaron al resto del sector. Bank of America ganó un 21%, JP Morgan se alzó un 14% - en la víspera de sus resultados- y Citigroup sumó un 12,43%.

En el S&P 500, las firmas crediticias protagonizaron también las mayores ganancias. Las hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae recuperaron un 32 y un 28% después de que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, asegurara que las dos firmas no están en peligro porque ¢disponen de suficiente capital¢. De igual manera, el banco de inversión Lehman Brothers recuperó las pérdidas de las últimas sesiones y sus títulos se cambiaban al cierre a 16,6 dólares dólares, tras repuntar un 26%.

æscaron;nicamente las energéticas sufrieron la caída del precio del 'oro negro'. Las petroleras fueron las más afectadas. Chevron y Exxon cedieron un 3,4 y un 2%, respectivamente.

En cambio, las principales aerolíneas estadounidenses celebraron la caída de más de cuatro de dólares en la sesión de hoy. El barril de West Texas, de referencia al otro lado del Atlántico, cerró en 134,50 dólares.