Crisis

Vivienda confirma que el precio de las casas cayó por primera vez en el segundo trimestre

El precio de la vivienda libre cayó un 0,3% entre abril y junio, comparándolo con el primer trimestre. Es la primera vez que las casas se abaratan en diez años, según los datos del Ministerio de Vivienda.

El derrumbe del mercado inmobiliario ya es oficial. La caída libre que venían pronosticando desde hace varias semanas las empresas de tasación fue confirmado ayer por el Gobierno. La vivienda se encareció un 2% en tasa interanual pero se abarató un 0,3% en el segundo trimestre en relación con el primero, algo que no sucedía desde el último trimestre de 1998.

Además, el descenso se ha producido tanto en la vivienda de primera mano como en la usada (-0,3% y -0,2%, respectivamente), algo que tampoco ocurría desde el último trimestre de 1998. La directora general de Arquitectura y Política de Vivienda del Ministerio de Vivienda, Anunciación Romero, destacó ayer que se trata de un 'ajuste necesario para adecuar el precio de los pisos a la realidad del mercado' y resaltó que cada vez se está más cerca del objetivo fijado por el Ejecutivo para que el precio de la vivienda 'crezca en el entorno del IPC'.

Preguntada por el hecho de que ahora mismo la inflación más que doble (ahora está en el 5%) el crecimiento de los precios de la vivienda (2% en tasa interanual), Romero no quiso pronunciarse pero insistió en el objetivo de que los precios de las casas se mantenga 'en el entorno del IPC'.

La caída en tasa intertrimestral se ha producido en diez comunidades autónomas (Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra, País Vasco y La Rioja). En esta última es dónde ha ocurrido la bajada más intensa, con un 1,7% menos. En los últimos doce meses tan sólo se han producido descensos de precios en dos comunidades: Aragón, con un 0,1% menos, y Madrid, con un descenso del 0,4%.

En realidad, los precios de las casas han sufrido caídas en términos reales (descontando la inflación) en todas las provincias, tanto en la comparación intertrimestral como la interanual, ya que en ningún caso se ha superado el crecimiento del IPC.

Este descenso generalizado de precios responde al fuerte stock de casas sin vender que se está acumulando ante la debilidad de la demanda y el exceso de oferta que se ha generado tras iniciar 800.000 o 900.000 viviendas nuevas en los últimos años.

La empresa de tasación Tinsa prevé que el excedente podría estar cercano al millón de viviendas a finales de año, mientras que la Asociación de Promotores y Constructores de España lo rebaja a 700.000.

Banif, la división de banca privada del Santander, se unió ayer a las estimaciones negativas sobre el mercado inmobiliario, al prever un ajuste del 70% para los próximos dos años hasta situarse en una media de 300.000 unidades iniciadas frente a las 600.000 de los últimos años. El director de Análisis de Banif, Alfonso García, resaltó que el mercado está sufriendo un ajuste más brusco de lo previsto, 'que se nota más en actividad que en precios', y que esa tendencia continuará'.

Las grandes inmobiliarias aseguran que la bajada es mayor

El secretario general del G-14 (el lobby que agrupa a las grandes inmobiliarias) Pedro Pérez, sugirió ayer que la bajada de los precios de la vivienda libre en el segundo trimestre ha sido significativamente mayor que la del 0,3% hecha pública ayer por el Gobierno.

En declaraciones a Efe, Pérez señaló que las facilidades de compra que las compañías han dado equivalen a una reducción mayor del precio de la vivienda que la que el Ministerio está reflejando. 'El índice de Vivienda no es de precios, sino que está basado en tasaciones, por lo que en momentos como el actual en el que ha cambiado la situación del mercado tiene una fiabilidad muy limitada', apuntó.

Sociedad de Tasación y Tinsa coinciden con el pronóstico del G-14. La primera aseguró en su último informe de coyuntura que el precio de la vivienda nueva había caído un 1,2% en los seis primeros meses del año, mientras que la segunda aumentaba el descenso hasta el 3,8% en doce meses en el caso de las grandes ciudades.

Ciudades

Los más caros Los precios más elevados de la vivienda se sitúan en San Sebastián, con un coste de 4.050,5 euros por metro cuadrado, y Barcelona (3.950 euros)

Los más baratos Los precios más asequibles se encuentran, por el contrario, en Don Benito (Badajoz y Hellín (Murcia), con un coste de 1.000 y 1.017 euros por metro cuadrado.

Vivienda protegida El precio del metro cuadrado de vivienda de protección oficial creció un 1,1% en tasa intertrimestral, hasta situarse en 1.112,5 euros.