OPV

La CAM fija el precio de su salida a Bolsa en plena tormenta bursátil

La situación del sector financiero y los resultados empresariales marcan la semana

La Bolsa cerró el viernes con una importante caída del 3,03%. Ya pierde el 25% en el año, con el trasfondos de crisis económica y dificultades financieras en buena parte del mundo desarrollado. Y este es el momento que le toca vivir a la CAM en su histórica salida a Bolsa, cuyo precio se fijará esta semana.

Será la primera caja de ahorros que cotice en Bolsa, aunque con algunas particularidades: ninguna entidad puede poseer más del 5% y cualquier inversor que posea más del 0,5% debe declarar su participación. En realidad, la CAM no emite acciones, sino cuotas participativas sin derecho a voto. Mañana martes 15 es el último día para que los particulares pidan acciones, y también se fijará el precio máximo del tramo minorista, cuya banda orientativa va de 5,84 euros a 7,30 euros.

El viernes 18 se pondrá fin al plazo de revocación de mandatos de compra para los inversores minoristas y al periodo de suscripción para inversores institucionales. El lunes 21 se fijará el precio definitivo y saldrá a Bolsa el 23.

También la próxima semana se publicarán los resultados del primer semestre de diversas entidades españolas y extranjeras. Unión Fenosa e Intel publicarán el martes día 15. Más relevantes serán los de las estadounidense Merrill Lynch y JPMorgan, que lo harán el jueves 17. Los informes de Citi, Nokia, IBM y Microsoft que coincidirán todos el próximo viernes día 18 de julio. El veredicto del mercado será especialmente relevante toda vez que la semana pasada se agudizó la crisis financiera con el desplome de las hipotecarias estadounidenses Freddie Mac y Fannie Mae.

De hecho, el principal foco de los inversores estará puesto en el sector financiero, termómetro de la gravedad de la crisis. Nuevos problemas en las citadas entidades hipotecarias o en firmas bajo sospecha como Lehman Brothers o nuevas pérdidas ligadas a la crisis crediticia harían mella en los índices de renta variable que, entre el jueves y el viernes, perdieron importantes soportes técnicos. Tampoco habrá que perder de vista, en este contexto de creciente pesimismo, la evolución de los indicadores económicos que se publican esta semana. El índice de precios de producción en EE UU se dará a conocer el martes. La previsión del mercado es que descienda del 1,4% anterior al 1,3%. Al día siguiente se comunica el dato de aumento de los precios en junio, clave de cara a las posibilidades de que la Reserva Federal vuelva a modificar su política monetaria. Se espera que suba del 0,6% al 0,7% mensual, que depararía una tasa de crecimiento interanual del 4,5%.

Si el martes y el miércoles se podrán sacar conclusiones sobre la inflación, el jueves se publica una cifra sobre el sector inmobiliario, otra de las preocupaciones de los bolsistas, las viviendas iniciadas. Se esperan 965.000, 10.000 menos que el mes anterior.