Tendencias

Lo que le falta a Nadal para ser un astro del marketing

Los expertos creen que debe ser más extrovertido y mejorar su inglés.

Siempre que un personaje alcanza la fama y cambia por completo su hasta entonces modo de vida, su entorno desea que mantenga los pies en la tierra, que sea humilde y no 'se le suba a la cabeza'. æpermil;sa es una de las cosas de las que hasta ahora puede alardear Rafa Nadal, el joven tenista español que hace pocos días se convirtió en el flamante campeón de Wimbledon.

Sin embargo, puede ser precisamente eso lo que le perjudique a la hora de encontrar importantes patrocinadores. Según varios expertos en marketing deportivo, Nadal se muestra quizás demasiado correcto, lo que sumado a su conocimiento limitado del inglés, podría estar haciéndole perder altos contratos de patrocinio de productos, que sería la manera ideal de compaginar sus logros en la pista y los conseguidos por publicidad fuera de ella.

El tenista de 22 años que ganó cuatro Roland Garros consecutivos y se ha convertido en el primer tenista en derrotar a Roger Federer en el All England Club desde 2002 -el suizo había ganado el torneo en cinco ocasiones consecutivas- debería mejorar su inglés y darle encanto a su personalidad para conseguir la estimación que han conseguido otros grandes.

Los especialistas afirman que se muestra 'demasiado correcto'

Steve Rosner, cofundador de la empresa de marketing deportivo 16W de Nueva Jersey, asegura que Rafa 'es de la vieja escuela. Tiene clase y eso le beneficia, pero para fines de marketing se requiere alguien más extrovertido, que realmente muestre su personalidad'.

Fue su carácter lo que limitó mucho la celebración de su victoria en Wimbledon, después de un partido que batió récords con más de cuatro horas y cuarenta y cinco minutos de duración, y en la que el respeto a su oponente -el número uno Roger Federer- le hizo contener todo el caudal de alegría y euforia que había acumulado en el partido. Rosner admite que Nadal puede ganar cantidades de hasta siete cifras solo con el patrocinio de productos relacionados con el tenis -raquetas, calzado, ropa-, pero que para convertirse en una estrella de los medios tendría que aprender a comunicarse mejor con las personas, algo para lo que tiene tiempo dada su juventud.

El tenista acostumbra a mostrarse muy correcto con la prensa, respondiendo siempre sin un mal gesto y teniendo ciertos detalles con los periodistas, del mismo modo que suele ser respetuoso con sus rivales, del más grande al más pequeño. Quizás el mejor ejemplo de este respeto lo tengamos en la amistad que el español mantiene con Federer, actual número uno, rival de Nadal en numerosas ocasiones y, además, para el que Rafa siempre tiene palabras de elogio, gane o pierda.

Un deportista 'sencillo, humilde y centrado'

Rafa Nadal no forma parte de la lista de los veinte principales atletas no estadounidenses del mundo elaborada por la revista Sports Illustrated, que ha hecho un cálculo de las ganancias por publicidad y patrocinios que han ingresado algunos de los grandes deportistas del momento. Así Roger Federer, ganador de cinco torneos de Wimbledon consecutivos, entre otros campeonatos importantes, se habría embolsado unos 5,41 millones de euros, según ATP Tour. Sumándole los patrocinios, Sports Illustrated calcula que el suizo habría ganado en 2007 unos 22 millones de dólares. Por su parte Rafa Nadal ha conseguido en lo que va de año 3,51 millones de euros, aunque su agente, Carlos Costa, se ha negado a revelar la cifra del español referente a las ganancias por patrocinios. El tenista tiene acuerdos publicitarios con la firma Nike, la automovilística Kia Motors, Banesto, Time Force y L'Oréal.

El portavoz del tenista, Benito Pérez- Barbadillo, afirma que obtener mayores ingresos por patrocinios o ganar Wimbledon no harán que cambie su forma de ser, porque 'es sencillo, humilde y centrado'. Para Jim Andrews, director de IEG Sponsorhip Report, 'hasta que Nadal no haga un esfuerzo por pulir su inglés y muestre interés en salir y vender su imagen, no podrá brillar en este campo con todo su potencial'.