ANÁLISIS

El reto es sobrevivir al presente

Los datos más recientes la marcha de la actividad industrial en los principales países de la zona euro han dejado un regusto amargo. En Francia, Italia y Alemania hemos asistido a datos peores a lo esperado, y el retardo con el que se publican nos hace estar inquietos: son de mayo. Desde entonces el crudo ha subido otro 14% en dólares, la inflación ha repuntado de forma notable, las condiciones monetarias no han mejorado, la demanda externa empieza a acusar signos de fatiga y la divisa común no pierde comba. Si elegimos los indicadores de confianza empresarial como proxy del comportamiento futuro, parece que el panorama de corto plazo aún podría ofrecer un aspecto más deteriorado.

Quizá en España somos más conscientes del problema. Aquí han confluido factores adicionales -financiación mayorista financiera, sector inmobiliario- que han adelantado el problema. Sin embargo, Alemania parecía poder salir casi indemne. No será así. El 1,5% trimestral de crecimiento en el primer trimestre fue un fogonazo como intuíamos. Recordemos que España en este mismo periodo crecía un 0,3%. Se habla de caídas del PIB en Alemania como un escenario para el segundo trimestre.

En concreto, la parte empresarial, la que invierte y contrata parece va a pasar unos meses bajo presión. Esto no es una buena noticia. En lo que nos toca, parece que los beneficios empresariales se empezarán a resentir, y será común ver cómo los resultados empresariales no son capaces de sostener el ritmo de los últimos años. En este sentido, uno de los elementos que participa de lleno en la generación de expectativas son los beneficios. Hoy sólo tenemos expectativas de rebaja de crecimiento y, además, lo que es muy nocivo, incertidumbre. El horizonte temporal que el mercado está dispuesto a 'comprar' en cada momento en los precios de Bolsa es variable. En ausencia de incertidumbre se pueden llegar a poner en precio 18-24 meses. Hoy es apenas un trimestre. La vuelta en la visibilidad de los resultados empresariales nos podrá traer más tranquilidad a unos mercados que viven indefectiblemente el presente. Viven día a día. Director de análisis y gestión de Inversis Banco.