Inversión

Movimientos en torno a Iberdrola

Iberdrola ha sido con sus vaivenes la protagonista bursátil de la semana. Además de las operaciones especulativas, los expertos creen que está detrás la idea de que proseguirá la integración empresarial.

Los inversores siguen creyendo que, a medio o largo plazo, algo va a ocurrir en el sector eléctrico y gasista español. La complejidad de cada una de las posibles operaciones de consolidación empresarial, unida a la dificultad para lograr financiación en condiciones aceptables, congela los posibles movimientos, pero los factores que los hacen factibles siguen ahí.

No son sólo ideas compartidas por los expertos; también se han evidenciado esta semana a través de los bruscos movimientos de Iberdrola en Bolsa. La compañía, tras subir un 7,7% el lunes, cayó un 9,14% el día siguiente y, lo que fue más sorprendente, casi exclusivamente en la última media hora de contratación y con un alto volumen de negocio. Al final ha cerrado la semana con una caída de más del 5%, en la que se ha movido más de 7% del capital.

Hay varias teorías sobre los protagonistas y las causas que están detrás de esta trayectoria bursátil, van desde el cierre de posiciones cortas a la posible ejecución de acciones dadas como garantía o a movimientos de perfil puramente especulativo. En cualquier caso, el mercado lo vive con gran interés porque, además, se considera que existe la posibilidad de que algún grupo esté tomando posiciones cara a una remodelación del sector en España y en Europa.

Los expertos alertan del riesgo de apostar por las fusiones

'Aunque la concentración esté parada, no ha desparecido la convicción de que algo acabará ocurriendo. Los rumores sobre movimientos corporativos aparecen y vuelven a desaparecer, como los referidos a posibles compras de acciones de Iberdrola por parte de EDF o a su fusión con Gas Natural. Todo esto impulsa las compras fuertes y también las presiones vendedoras', señala Julián Coca, gestor de Inversis.

Estrategia de EDF

En la línea de que el estatus del sector parece temporal e inestable se pronuncia Antonio López, director de análisis de Fortis, quien destaca que Endesa, con las divergencias entre sus principales accionistas -Acciona y Enel-, añade nuevos interrogantes al panorama.

Afirma López que hay varios factores que pueden favorecer los movimientos corporativos. Entre ellos, la necesidad de Gas Natural de crecer con fuerza en el área eléctrica, la presencia de ACS como primer accionista de Iberdrola y Fenosa -la constructora quiere rentabilizar más esas posiciones- y el interés de EDF por el mercado español.

Algunos expertos no descartan que el grupo francés, aunque se enfrente a obstáculos para hacerse con Iberdrola por su condición de empresa pública, tome una participación significativa. 'æpermil;sta ha sido su estrategia en Italia y en Alemania: entrar y esperar, aunque sea mucho tiempo, a tomar el control', añaden.

Desde Credit Suisse se destacan las dificultades para alcanzar un pacto entre Iberdrola y Gas Natural, como posible reacción a un eventual asalto francés. Los analistas del banco helvético recuerdan que las recientes conversaciones entre ambas empresas se cerraron sin éxito.

Mientras, la recomendación a los minoristas que intenten sacar beneficio de este proceso es que sean muy cautos. El director de Fortis destaca que operar en el actual contexto es más apropiado para inversores profesionales y con elevado conocimiento del área. Julián Coca cree es mejor quedarse a la espera.

A raíz de las especulaciones entorno a Iberdrola, de la celebración por esta empresa del Investors' Day y de la próxima presentación de resultados, los bancos de negocio han centrado su interés en el sector. Goldman Sachs ha optado por recortar el precio objetivo de Fenosa, Iberdrola -con recomendación de comprar- y de Endesa, en la que se mantiene neutral. Desde Citi se prevé que Fenosa presente unos resultados débiles del primer semestre y BNP mantiene consejo de sobreponderar esa empresa. Y Société Générale destaca su preferencia por Iberdrola.

Las ventajas de sumar gas y electricidad

Con independencia de las dificultades de reparto de poder y sedes, la integración de Iberdrola y Gas Natural es bien vista por los expertos. Desde UBS se señala que sería el camino más idóneo para consolidar la estrategia de la gasista y consideran que las sinergias alcanzarían los 350 millones de euros. Concluyen que Iberdrola es una plataforma de crecimiento en nuevos mercados -EE UU, Reino Unido...-, por lo que mejorarían las perspectivas del grupo catalán.

Además de destacar el sentido estratégico de sumar gas y electricidad, como han hecho otras empresas europeas, Antonio López, de Fortis, añade que para la eléctrica podría tener una ventaja añadida. Se trata del blindaje frente a operaciones hostiles; no porque la empresa resultante tuviese un tamaño significativamente mayor, pero sí podría sumar suficientes inversores institucionales que impidiesen cambiar los estatutos y mantener, por tanto, los cláusulas que limitan el poder de voto.

Otros expertos apuestan por la idoneidad de una integración de Fenosa y EDP. Sobre el interés que puede tener EDF sobre Iberdrola, indican que se crearía un grupo líder mundial en energías limpias (nuclear, renovables y agua).