Mercados

La crisis crediticia rebrota en los mercados

El sector bancario provoca un nuevo batacazo bursátil, el mayor desde febrero para un Ibex 35 que pierde el 25% en 2008

Un año después de que estallaran las subprime, la situación se recrudece. En la última sesión de la semana se conjugó el peor de los escenarios para las Bolsas. Se vieron noticias negativas del lado económico, geopolítico y empresarial que dieron lugar a notables caídas en los principales indicadores. El Ibex cayó el 3,03% en la que fue su peor sesión desde el 5 de febrero y cerró en 11.383,50 puntos, que es el nivel más bajo desde hace dos años. Este año ha perdido una cuarta parte de su valor. La parte positiva entre tanto dato negativo es que los descensos se han producido con un volumen de negocio bajo.

El resto de las Bolsas europeas tuvo también caídas relevantes en la última jornada. El Dax, el Cac, el Mib 30 y el Footsie concluyeron con bajadas del 2,40%, del 2,96%, del 2,34% y del 2,52%, respectivamente. En cualquier caso, son todos porcentajes inferiores a los del mercado español, que en las últimos días ha recibido informes muy críticos y con una visión dramática sobre la situación económica. El viernes, por ejemplo, Lehman Brothers rebajó las previsiones de beneficio de la banca y pronosticó una recesión para finales del ejercicio. El resultado es que las entidades financieras sufrieron profundos descensos; el mayor fue el del Popular, con un 8,4%. El BBVA y el Santander bajaron el 3,25% y 2,43%.

El sector financiero ha sido el más penalizado en la última semana. En Europa han recortado el 4,3% y en Estados Unidos, el 6%. Los rumores sobre posibles quiebras y el temor al impacto de las subprime en los resultados han minado la confianza de los inversores. Y es que el goteo de noticias en este sentido ha sido constante en el último año. El Banco Nacional de Dinamarca intervino el Roskilde Bank y las autoridades suizas urgieron a UBS y Credit Suisse a capitalizarse.

El mal comportamiento que han seguido los bancos ha sido clave en la evolución de los mercados en la semana, a pesar de que han influido otros factores. El Ibex ha cedido el 3,25% en el periodo y por primera vez desde enero cierra cuatro semanas consecutivas en sesgo negativo. Algo más se ha dejado el Cac, el 3,88%, y menos, el Dax (-1,90%). En el año las pérdidas superan ya en la mayoría de los plazas el 25%.

Wall Street ha cotizado con extrema volatilidad durante la última semana, que finalmente ha supuesto pérdidas para los mercados. El S&P, el Dow Jones y el Nasdaq han recortado el 1,85%, 1,67% y 0,28%. En la última sesión cedieron el 1,11%, 1,14% y 0,83%, respectivamente.

En Estados Unidos la preocupación sobre la situación de Fannie Mae y Freddie Mac, que tienen la mayor parte de las hipotecas de EE UU, se ha hecho más intensa en las últimas sesiones ante la posibilidad de que quiebren. Según Reuters, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, comentó el viernes al consejero delegado de Freddie Mac, Richard Syron, que tanto su compañía como Fannie Mae podrían aprovechar la ventanilla del descuento de emergencia. Algo que fue desmentido después por la Fed. Freddie y Fannie abrieron cediendo el 50%, y cerraron con bajadas del 4% y 23%, respectivamente.

Los analistas consideran que las últimas caídas también se han producido por factores técnicos. En este sentido, han mostrado preocupación por la pérdida de soporte de los 1.250 puntos del S&P, que estiman relevante, y que puede hacer que precipite los descensos en las próximas sesiones. La Bolsa española se ha dejado, asimismo, cotas significativas. Pero para Luis Benguerel, de Interborkers, 'lo importante no es buscar dónde está el suelo, si no dónde están las resistencias' 'Hay que romper los 12.000 puntos -dice- para que las cosas cambien a mejor'.

Las Bolsas se han precipitado a la baja con el precio del petróleo en un nuevo máximo histórico por encima de los 147 dólares el barril y el euro aproximándose a los 1,60 dólares.

Las Bolsas han cerrado la semana con renovado pesimismo que promete ser más intenso. Las próximas jornadas están repletas de referencias económicas en Estados Unidos y en Europa. Por otro lado, comienza la tanda de resultados de los grandes bancos estadounidenses, y el temor a una mala noticia es intenso.

Los bancos europeos se desploman un 4,3%

El sector bancario volvió el viernes a temblar en Bolsa. El miedo a que la crisis de las hipotecas subprime arrastre consigo a nuevas víctimas entre las entidades europeas y estadounidenses provocó caídas de hasta dos dígitos. El índice Euro Stoxx que aglutina a las principales entidades del Viejo Continente se dejó de golpe un 4,34%, hasta 263,57 puntos. Entre los más castigados figuran algunos bancos españoles, como Popular, que cerró la jornada con una caída del 8,4%, la mayor desde junio de 1990. Su cotización se sitúa ya en mínimos desde enero de 2002. La banca mediana sufrió con mayor virulencia las ventas debido a un informe de Lehman, en el que rebajaba sus previsiones de beneficio por acción una media del 5% y mantenía la perspectiva negativa sobre el sector, a excepción de los dos grandes. Bankinter bajó un 6,28%, Pastor un 3,33%, BBVA un 3,25%, Santander un 2,43% y Sabadell, un 1,36%.

En Europa, los mayores descalabros fueron para el francés Crédit Agricole, que retrocedió un 9,75%, el escocés Royal Bank (-8,6%) y el británico Standar Charter (7,84%).

Los bancos estadounidenses tampoco lograron librarse de la purga. Además de Lehman, las caídas más abultadas correspondieron a Bank of America y JPMorgan, con descensos del 2,91% y del 4,20%, respectivamente. La próxima semana, algunas de las principales entidades darán a conocer sus resultados del últimos trimestre, Merrill Lynch y Citi entre ellas, y las perspectivas de los expertos no son muy halagüeñas.