Crisis 'subprime'

El gobierno de EE UU nacionaliza la hipotecaria Indymac para evitar su quiebra

La hipotecaria, una de las más importantes, provoca la peor caída en 24 años de la banca del país.

El banco californiano Indymac, uno de los más importantes en cuanto a concesión de hipotecas de EE UU y con activos valorados en 32.000 millones de dólares, está desde ayer bajo control de las autoridades federales para evitar la quiebra. Esta es la peor crisis en un banco estadounidense en los últimos 24 años. El banco volverá a abrir sus puertas el próximo lunes con el nombre de Banco Federal Indymac, y su gestión está asegurada por la Federal Deposit Insurance Corp (FDIC), que será la encargada de buscar un comprador para la institución.

El cierre del banco se ha producido después de la retirada de 1.300 millones de dólares en diez días por parte de sus clientes, presos del pánico después de los comentarios del senador demócrata Charles Schumer, que se mostró inquieto por el futuro del banco en una carta abierta a las autoridades reguladoras de entidades crediticias (OTS).

El banco, con sede en Pasadera, California, se une así a las peores caídas del sector bancario estadounidense de los últimos años. Es el establecimiento bancario más grande que desaparece tras la crisis desencadenada por las hipotecas de alto riesgo en EE UU, crisis que ha provocado el cierre de otras entidades importantes, como New Century, número 2 en créditos hipotecarios.

La acción de Indymac, que sobrepasaba los 28 dólares hace un año, se cotizaba ayer a 28 centavos de dólar al cierre de la Bolsa de Nueva York.