Economía

Solbes sugiere eliminar las cláusulas de revisión que vinculan salarios con el IPC

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, recomendó a los agentes sociales que pongan fin a las cláusulas de revisión salarial en función del IPC para contribuir a controlar las tensiones inflacionistas.

La rueda de prensa que ofreció a primera hora del viernes el vicepresidente Solbes, antes incluso que la reunión del Consejo de Ministros, fue acogida con cierta expectación. Se trataba de la primera vez que el también ministro de Economía y Hacienda convocaba a los periodistas en el Palacio de La Moncloa para explicar la evolución de los precios de consumo. Normalmente las valoraciones las ofrece cada mes el número dos de su departamento, David Vegara, en la sede del ministerio.

Sin embargo, esta ocasión, con el IPC situado en el nivel más alto en 13 años, era propicia para hacer una excepción. Y no defraudó. El vicepresidente reconoció, en un primer momento, que el dato del 5% de inflación en junio era 'no es positivo', confiando en que en los próximos meses pueda reducirse, siempre que no continúe la escalada de los precios del petróleo, 'responsable del 86% del aumento del IPC en el último mes'.

Pero, además, Solbes aprovechó las preguntas de los periodistas para lanzar un mensaje a empresarios y sindicatos. Aunque reconoció que las negociaciones salariales en los convenios colectivos están en manos de los agentes económicos y que el Gobierno sólo puede dar 'recomendaciones' sobre moderación salarial, el vicepresidente metió el dedo en la llaga en el polémico asunto de las cláusulas de revisión, ya apuntado, por otra parte esta misma semana por el gobernador del Banco de España.

De hecho, Solbes recalcó que preferiría que no existieran tales cláusulas que vinculan los salarios con el incremento del IPC, aunque de facto 'supongan un elemento de equilibrio' con las reivindicaciones de los sindicatos. La tesis de Economía pasa por que éstas se vinculen más a la evolución de la productividad de cada sector económico o de la empresa en cuestión.

En este sentido, el vicepresidente recalcó que en el acuerdo nacional de concertación social contempla cláusulas específicas que permiten defender el empleo y la competitividad de las empresas, elementos que consideró 'fundamentales' de cara a los próximos meses. Para Solbes la eliminación de las cláusulas de revisión salarial en función de la inflación podría contribuir a evitar los posibles repuntes del desempleo en un momento como el actual de parón económico. No obstante y para apaciguar posibles réplicas sindicales, Solbes reconoció el esfuerzo realizado por sindicatos y empresarios en los últimos años para contribuir a la moderación salarial, algo que espera que se profundice.

El vicepresidente tuvo palabras también para valorar la evolución al alza de los alimentos frescos, influida por la pasada huelga de transportistas y responsable en parte del tirón de los precios de consumo en junio. Con independencia del efecto puntual del paro de los transportistas, Solbes indicó que tanto el Ministerio de Industria como las autoridades de competencia mejorarán la transparencia en la formación de los márgenes de comercialización de los productos. Asociaciones de consumidores y agricultores han criticado precisamente que los empresarios de la distribución comercial aprovechen este escenario inflacionista para elevar los precios de venta al público 'muy por encima' de los que reciben los productores en origen.

Mientras tanto, los expertos están revisando al alza las expectativas de inflación, una vez conocido el dato de junio. La Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) estimó el viernes que el IPC alcanzará el máximo en agosto, con un 5,7% interanual, moderándose a partir de entonces. En caso de que el crudo siga subiendo sobre los niveles actuales, el máximo de agosto podría situarse en el 5,9% y la media anual en el 5%.

La economía crece 'entre el 0,1% y 0,2%'

El portavoz de Economía el Grupo Popular en el Congreso, Cristóbal Montoro, acusó el viernes al Gobierno de mostrarse incapaz de atajar la situación 'dramática en que se encuentra la economía, en pleno 'estanflación' (etapa de estancamiento económico unido a alta inflación). Solbes rechazó que este término se pueda aplicar en estos momentos a España. Según estimó el vicepresidente, el PIB habrá crecido en el segundo trimestre 'entre el 0,1% y el 0,2%', por debajo del 0,3% del primero.

Por su parte, Joaquín Almunia, comisario de Asuntos Económicos, confió en que España no caiga en recesión como aventuran alguno servicios de estudios de la banca, como el del BBVA. 'Espero que el ajuste no siga avanzando a la velocidad de los últimos meses y se siga creando empleo', dijo, reconociendo que el aumento de la inflación 'supone una peor distribución de la renta y más sufrimiento para los sectores más débiles de la población'.