Repatriación

España podrá aplicar la directiva de expulsión a emigrantes de 20 países

España ha firmado con 20 países extracomunitarios los acuerdos de repatriación de emigrantes que son imprescindibles para aplicar la nueva directiva europea de expulsión de residentes ilegales, según el inventario publicado ayer por el Instituto Europeo Universitario (EUI) de Florencia.

El documento del prestigioso centro de estudios de posgrado revela que los acuerdos de deportación firmados por los 27 países de la UE afectan ya a ciudadanos procedentes de 111 países de los cincos continentes.

El inventario sitúa a España entre los socios comunitarios que más acuerdos bilaterales han firmado con terceros países. Alemania, Francia e Italia también encabezan ese listado.

La mayoría de los convenios firmados por España son con países africanos. En concreto, con Marruecos, Argelia, Libia, Mauritania, Senegal, Mali, Nigeria, Angola, Camerún, Cabo Verde, Gambia, Ghana, Guinea Bissau, y Guinea Conakry.

En América Latina, sólo cuatro países han aceptado, por el momento, los compromisos de repatriación de sus nacionales. Argentina, Colombia, Ecuador y República Dominicana.

Para la expulsión de emigrantes ilegales, España podrá invocar, además, los escasos acuerdos de repatriación o movilidad, como se ha dado en llamar a la última generación de esos convenios, que Bruselas ha negociado en nombre de Los 27. Pakistán, Turquía, Ucrania o Rusia figuran entre la veintena de países que han firmado, aunque con algunos de ellos España ya tiene un tratado bilateral.

'A principios de los 1970', recuerda el estudio de la EUI, 'la antigua Alemania occidental y Holanda eran los países con más acuerdos de readmisión. La situación cambió dramáticamente en los años 80 y aún más en los 90, como resultado del endurecimiento de las políticas de inmigración en Europa'.