Mercados

Wall Street se enfrenta a su cuarto trimestre de beneficio a la baja

Las empresas del Standard & Poor's 500 afrontan el cuarto trimestre consecutivo de bajadas en el beneficio, algo que no sucedía desde 2002. En este contexto, los mercados europeos sufrieron ayer caídas, a rebufo de las pérdidas de Wall Street la víspera. El Ibex se dejó el 1,57%.

La fabricante de aluminio Alcoa es una vez más la encargada de dar el pistoletazo de salida a la temporada de resultados en Estados Unidos, un trimestre que se perfila negativo. Un 12,48% bajarán los beneficios de las empresas del Standard & Poor's 500, según las estimaciones de los analistas. Se trata del cuarto trimestre consecutivo de resultados a la baja, después de que en septiembre de 2007 empezase ha hacer mella la crisis crediticia. No encadenaba el S&P 12 meses de resultados a la baja desde 2002.

El beneficio trimestral ascenderá a 11.162 millones de dólares, frente a los 13.350 millones de 12 meses antes. Una caída del 16% que en términos de beneficio por acción -ajustando movimientos en el capital y cambios del índice- es del 12,48%: de 21,88 a 19,15 puntos de índice. A principios de año los analistas esperaban un aumento del 4,7% para el segundo trimestre. La caída de beneficios, en todo caso, es inferior a la registrada tanto en el último trimestre del año pasado -el resultado bajó el 60%- como de enero a marzo, cuando cayó el 27%. En el tercer trimestre el beneficio mejorará, pues la crisis empezó a hacer efecto en septiembre. Según ThomsonReuters, el sector financiero sufrirá una caída de los beneficios del 66%.

Precisamente el miedo a los problemas del sector financiero desató ayer una apertura fuertemente bajista, con caídas de más del 2% en el Ibex. El mercado estadounidense, no obstante, abrió con mejor tono, y ello permitió al Ibex mitigar las pérdidas hasta bajar menos del 0,5%. A última hora, no obstante, la caída en vertical de Iberdrola, que se dejó el 9,14% de su cotización en menos de media hora, acabó por lastrar el Ibex. La Bolsa se dejó, de este modo, el 1,57%, hasta cerrar en 11.794 puntos, apenas 30 por encima del mínimo del año marcado el viernes 4.

Alivió al mercado estadounidense la noticia de que la Reserva Federal dejará abierta la ventana de liquidez para la banca de inversión hasta 2009. Este anuncio de Bernanke compensó tanto el miedo a los problemas de Fannie Mae y Freddie Mac que arrastró al S&P 500 la jornada anterior como el pésimo dato de ventas de viviendas usadas: cayeron un 4,7% tras haber subido más de un 7% en la sesión anterior. Al cierre, el S&P marcó una subida del 1,71%, el Dow Jones el 1,36% y el Nasdaq el 2,28%. En Europa, el Euro Stoxx 50 cerró con una caída del 1,35%.

Bernanke seguirá ayudando a la banca

Ben Bernanke, el presidente de la Fed, dijo ayer en un discurso que estudia ampliar hasta 2009 el programa de préstamos de emergencias para la banca de inversión. Este programa nació para hacer frente a una emergencia de falta de liquidez de estas firmas en la misma fecha en la que Bear Stearns colapsó. Estaba previsto que estuviera en marcha seis meses. Al considerar esta ampliación, Bernanke admite que el sistema financiero está lejos de haberse estabilizado.

Para abundar más en ello, Bernanke señaló que es imperativo hacer que este sea más resistente y estable que ahora. El presidente de la Fed explicó que hay que evitar que haya instituciones que sean 'demasiado importantes como para dejarlas caer'. Las autoridades están trabajando en una serie de normas para reforzar la vigilancia del sistema y más en casos que se escapan de esta vigilancia estrecha como el mercado de derivados OTC.

Bernanke pidió para la Fed más competencias. 'No creo que la Fed pueda conseguir sus objetivos sin poder examinar directamente los bancos y otras instituciones financieras', explicó. El Tesoro ya trabaja en normas en ese camino en detrimento de la SEC.

El presidente de la Fed anunció que en una semana presentará una nueva regulación del mercado hipotecario. Su borrador ha sido criticado por el sector, que lo juzga intervencionista.