Accionistas

Nozar traspasa al banco Natixis el 3,4% de Colonial a 1,89 euros por acción

El grupo inmobiliario Nozar ha vendido al banco francés Natixis el 3,4% de Colonial (57 millones de acciones) a un precio de 1,89 euros por título, si bien parte de ese importe estará destinado a cubrir la deuda que la compañía de Luis Nozaleda tenía con la entidad gala.

Según fuentes de la inmobiliaria, con esta operación Nozar disminuye su participación en Colonial del 12,1 al 8,7%, con lo que deja de ser el segundo mayor socio de la compañía, puesto que asume Natixis al sumar esta nueva participación al 5,5% que ya controlaba (8,9% en total).

El primer accionista de Colonial sigue siendo el sindicato bancario constituido por siete entidades financieras que es titular de una participación conjunta del 23,85%.

Natixis es uno de los bancos con los que Nozar compró a crédito acciones de Colonial que se quedaron como garantía de pago de esos préstamos y que ahora sirven para saldar esa deuda después de meses de negociaciones.

No obstante, el precio pactado con el banco -cuatro veces y media por encima de los 0,43 euros que Colonial vale en el mercado- permitirá a Nozar ingresar parte de los casi 108 millones de euros en los que está valorada la operación, si bien las mencionadas fuentes rehusaron concretar esa cifra.

La misma situación que ha llevado a Nozar a desprenderse de ese 3,4 por ciento de Colonial fue la que impulsó al que fuera presidente y principal accionista de la compañía a reducir su participación hasta el 4,2%, al traspasar a sus acreedores títulos de la inmobiliaria para cumplir con sus obligaciones de pago.

Además de la banca, entre los accionistas de Colonial también se encuentra Global Cartera de Valores -sociedad encabezada por el empresario Domingo Díaz de Mera- (5,9%), el promotor Aurelio González (5,4%) y la empresaria Alicia Koplowitz (4,9%).

Mientras se producen cambios en su accionariado, Colonial comienza esta semana a renegociar con sus acreedores el importe de su deuda, que asciende a unos 9.000 millones de euros, a la espera de que el consejo de administración decida si vende o no el 84% que posee en la francesa SFL.