Valores

La CAM confía en el éxito de su salida a Bolsa

El director general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Roberto López, confió hoy en que la salida a Bolsa de la entidad el próximo día 23 de julio será un éxito a pesar del sentimiento negativo del mercado, porque este escenario "está lleno de oportunidades".

"Somos capaces de buscar financiación y conseguirla, estamos en condiciones de exhibirnos" sostuvo López en la Bolsa de Madrid para presentar una operación que "tiene todo el sentido del mundo" y dotará a la CAM de una imagen de marca potente y de suficiente liquidez para garantizar su crecimiento.

"Hay un buen momento para salir a bolsa. Este ha sido el momento de maduración y permite mostrar a los mercados que somos capaces de hacerlo incluso en momentos difíciles", alegó el director, si bien reconoció que el salto al parqué, el primero de la historia de una caja, será "más moderado" de lo previsto inicialmente. En este sentido, López especificó que se emitirán cuotas por valor del 7,5% de la entidad, frente a la autorización obtenida para la emisión del 20%, porque los crecimientos "no serán tan importantes en los próximos años".

A su parecer, los "protagonistas" de la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de 50 millones de cuotas participativas por importe nominal de 100 millones de euros, serán los inversores particulares, especialmente aquellos de renta medio-alta, ya que el tramo mínimo es de 3.000 euros. Las complejidades y particularidades respecto a las acciones que presentan las cuotas participativas no implican que no se explique suficiente la operación a los clientes, sino que tendrán conocimiento de una inversión "con rentabilidad moderada pero permanente en el tiempo", aseveró el directivo.

Sobre la exposición de riesgo de la CAM en la actualidad, a tener en cuenta por los inversores de la emisión, subrayó que es "un reflejo de lo que es España" y que los riesgos de crédito experimentarán un "repunte al alza" en los próximos meses.

La exposición al riesgo de la CAM respecto al sector inmobiliario es dos puntos superior al del sector, "pero en la gestión en materia de morosidad, la caja bate al sector", dijo López, para quien las condiciones actuales para afrontar la crisis son mejores que en épocas anteriores.

Libres de especulaciones de Bolsa

Además incidió en que "nadie puede tener control sobre la entidad", lo que evita posibilidades de movimientos especulativos en bolsa, sin hacer alusión expresa a lo sucedido con la cotización de las acciones del Banco Popular a raíz de informaciones que apuntaban al interés de un grupo mexicano de hacerse con el 30% del capital.

Aunque no quiso desvelar quiénes serán los inversores institucionales de la emisión, que tienen reservado el 31% de la misma, López recordó la obligación de declarar la posesión de más del 0,5% del capital, porcentaje que se eleva al 3% en el caso del resto de cotizadas.

Sobre la posibilidad de que los recursos de la operación sirvan para impulsar la expansión internacional de la CAM, con presencia en Marruecos y México, López avanzó que el salto internacional es "el siguiente paso natural" de la entidad, que no descarta tomar posiciones de la mano de un socio local en dichos mercados "cuando surjan las condiciones adecuadas".

Con esta emisión de cuotas participativas, destacó el director general de la CAM, las cajas superan el "handicap histórico" que arrastraban al no poder salir a bolsa y someterse a la valoración del mercado como fórmula de reforzar su capital y solvencia para seguir creciendo.

La CAM prevé salir a bolsa desde el 23 de julio a un precio de entre 5,84 y 7,30 euros, tras recibir la 'luz verde' de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El precio minorista quedará fijado el próximo día 21.