_
_
_
_
_
Bob Doll

"El BCE estará bajando tipos en 12 meses"

Responsable de inversiones por 0,88 billones de euros, considera que no es momento de dejar totalmente de lado la renta variable.

Bob Doll apenas pasa unas horas en Madrid dentro de una serie de visitas a algunas de las oficinas europeas de BlackRock, la gestora creada a partir de la fusión de Merrill Lynch Asset Management y la independiente BlackRock. Es una de las personas más influyentes en el mundo de las finanzas como responsable de inversiones en una sociedad con 1,38 billones de dólares bajo gestión, pero está sujeto a inconvenientes terrenales: su equipaje se quedó en el limbo aeroportuario la noche anterior. Su muy estadounidense cordialidad y la Coca Cola a primera hora de la mañana sorprenden menos que su visión de los mercados: constructiva cuando están de moda los derribos.

PREGUNTA. La primera mitad del año ha sido pésima para acciones, crédito e inmobiliarias; ni siquiera los bonos se han salvado. ¿Qué recomienda en este entorno?

RESPUESTA. Este año hemos tenido tres sorpresas. Uno, el crédito ha empeorado más de lo esperado. Dos, el petróleo se ha encarecido más de lo esperado. Tres, los beneficios han sido mejores de lo esperado. Dos negativas y una positiva. La cuestión es si el petróleo seguirá subiendo y amenazando la economía mundial o si los precios retraerán la demanda y retrocederán, que sería positivo.

Más información
COMPRE LA EDICIâN DE HOY EN PDF

Creemos que ocurrirá esto. Además, desde el punto de vista técnico los mercados han hecho mínimo en enero, marzo y junio, y la cuestión es si es un triple suelo y nos iremos arriba o será el principio de una caída mayor. Eso depende del petróleo y las economías. Nuestra apuesta es ser más constructivos, y no menos.

Entonces no estamos en un mercado bajista.

Esta es una etapa molesta, no muy divertida, de corrección en un mercado alcista más que un mercado bajista. æpermil;stos están causados por la inflación y banqueros centrales subiendo tipos, aflorando así una recesión. No creemos que el mundo entre en recesión; la mayor parte de los países no lo hará, y EE UU tiene posibilidades de sortearla. Los mercados bajistas raramente aparecen en contracciones económicas. Las valoraciones tampoco se expandieron, como es habitual antes de mercados bajistas.

Pero la inflación ha subido y puede seguir alta...

Pensamos que no es alta, sino que lo parece porque venimos de inflaciones tan bajas. EEUU está en el tres largo con la subyacente en el 2%... De 1970 a 1982 la media fue el 8% con picos de 12% y 14%. Y hay que ver dónde está la inflación: En los países desarrollados la mitad viene de los salarios, el 25% de

la vivienda y el 25% de comida y energía. En los salarios no hay presión, por el entorno económico y laboral, y en el inmobiliario tampoco. Sólo tenemos un 25% que tira de los precios y que se puede contrarrestar el otro 75% y hacer que los precios pasen de la primera página del periódico a la última.

Entonces, subir tipos como se espera que haga el BCE hoy [por el jueves] no es una buena idea.

Si tu discurso es "inflación, inflación, inflación", para tu credibilidad tienes que seguir adelante y subir tipos. Pero creo que en 12 meses los estará bajando por la debilidad económica y los problemas de crédito. Otro motivo por el que preferimos el mercado de EEUU es por la diferencia de políticas monetarias y fiscales.

¿Ha pasado lo peor de la crisis?

En el sentido del riesgo de colapso sí; el pico fue con Bear Stearns en marzo. No implica que no vaya a haber problemas; cada semana vemos una provisión, un recorte de dividendo o una inyección de capital, y habrá más. Y ralentizará la economía; cuando hay problemas crediticios nadie presta dinero.

¿Durará mucho?

Desafortunadamente, creemos que sí. El crecimiento en el mundo desarrollado estará por debajo de la tendencia. Puede durar bastante tiempo. EE UU estará en crecimiento de menos del 2% durante unos cuantos trimestres.

Se dice que es la peor crisis desde los 30, desde los 70... ¿Qué opina?

Para el crédito es una de las peores. 1970 fue un problema de inflación estimulada por el petróleo que se introduce en los salarios. 1930 fue un colapso financiero. La actual se parece a la de los 30, pero no es tan apabullante. Hay más chequeos sobre los balances y el mundo es más sofisticado, con los problemas que conlleva. Pero es un problema de crédito, no de inflación; la destrucción de crédito es deflacionista.

¿Cuál es su visión sobre la economía española?

No paso mucho tiempo estudiando países concretos, pero hay que reconocer que hay problemas económicos que vienen del sector inmobiliario; mientras los precios se muevan en la dirección incorrecta será difícil para la economía mejorar.

¿Y la Bolsa española?

Desde un punto de vista global, hay que ser cauteloso por las incertidumbres económicas. Preferimos mercados desarrollados y, dentro de éstos, primero EE UU, luego Japón y luego Europa.

Y en Europa hay economías que sufren más por los problemas de crédito e inmobiliarios; España está en la parte alta de esta lista.

Dice que hay que ser más constructivo sobre la Bolsa. ¿En qué sectores?

Preferimos tecnología, no tanto en el mundo como en EE UU. Están ganando cuota de mercado por la caída del dólar, tienen flujos de caja, crecimientos de más del 10%. También energía; aunque el precio del barril caiga a 80 dólares las empresas tendrán altos flujos de caja. Como estas áreas tienen sensibilidad económica, añadimos un sector defensivo, la salud. La población está envejeciendo y las valoraciones no son altas.

Si le veo dentro de un año, ¿le volveré a hablar de crisis subprime?

Sí, pero estará en la parte de abajo de su lista de preguntas.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_