Fiestas

El 'txupinazo' da comienzo a los Sanfermines

"Pamplonesas, pamploneses, `viva San Fermín!; iruindarrak, `gora San Fermín!". Fueron las palabras de la portavoz de Nafarroa Bai en el Ayuntamiento de Pamplona, Uxue Barkos, desde el balcón central de la Casa Consistorial al prender la mecha del cohete que abrió este mediodía las fiestas de la capital navarra, que han movilizado a un importante dispositivo de seguridad y sanitario.

Barkos, que salió al balcón junto a la alcaldesa, Yolanda Barcina, elevó la voz ante las miles de personas congregadas en la plaza consistorial y en las calles de alrededor, así como en otros puntos de la ciudad, la Plaza del Castillo o el Paseo de Sarasate, donde se han instalado pantallas gigantes de televisión para seguir el chupinazo sin las aglomeraciones del centro neurálgico.

Con un día con nubes y sol y una temperatura agradable, los miles de asistentes al lanzamiento del cohete esperaron la hora vestidos de blanco, con el pañuelo rojo en alto y dirigido hacia la fachada del Ayuntamiento, entre gritos, bajo el lanzamiento de litros de champán, los confetis blancos y rojos disparados desde la Casa Consistorial y entre empujones.

La tensión se multiplicó cuando Uxue Barkos salió a las 12 al balcón y esperó unos momentos a que diera la hora y prendió la mecha. La alegría explotó en las calles de la ciudad.

Con el 'pañuelico' rojo ya anudado al cuello, los pamploneses y visitantes se adentran en nueve días de fiesta y desenfreno. Mañana será el día grande, festividad de San Fermín, y tendrá lugar la procesión en honor al santo por las calles del casco antiguo de la ciudad.

Dispositivo de seguridad

Para la seguridad trabajarán estos días no sólo la Policía Municipal y la Policía Nacional, sino también los agentes de la Policía Foral y de la Guardia Civil, tanto dentro de la ciudad como en las carreteras, en total cerca de 2.000 personas. También los servicios sanitarios redoblan esfuerzos entre el 6 y 14 de julio para atender todas las urgencias que se puedan presentar, con especial atención a los encierros. Y lo mismo sucede con los servicios de limpieza, que en los Sanfermines de 2007 retiraron de las calles del entorno festivo más de 1.200 toneladas de basura.

Fiestas en la capital navarra

La procesión en honor de San Fermín en la jornada del 7 es otra actividad ineludible en el programa, que reúne a miles de personas y cuenta con los momentos más emotivos de la fiesta junto a la despedida de la comparsa de gigantes y cabezudos el 14 y a la que acuden cientos de niños.

Igualmente destacan la Feria del Toro cada tarde en el coso pamplonés, con las charangas de los tendidos de sol, y el "pobre de mí" en la medianoche del día 14, momento en el que la alcaldesa Yolanda Barcina convocará de nuevo a pamplonés y visitantes para el 6 de julio de 2009.

En total 204 horas de fiesta que harán que las calles del casco viejo pamplonés se vean desbordadas de gente noche y día y que el centro de Pamplona se convierta en un escenario múltiple para acoger los más de 300 actos programados por el Ayuntamiento para todas las edades y gustos.

Para esta madrugada el venezolano Carlos Baute ha calentado el ambiente con un concierto que ha llenado la Plaza del Castillo, y a primeras horas de esta tarde miembros de Peta y de Anima Naturalis se concentrarán para denunciar el trato que reciben los toros en Sanfermines, una protesta que desde hace algunos años se repite cada 5 de julio, aunque en esta edición no contará con el encierro que semidesnudos y ataviados con cuernos y pañuelos rojos realizaban por la ciudad.