Trabajo

El crecimiento del número de trabajadores autónomos se estanca

El número de trabajadores autónomos en el primer semestre del año ha tenido un crecimiento del 0,1%, lo que ha supuesto una desaceleración respecto al mismo período de 2007. Desde enero a junio se han registrado 1.995 nuevos autónomos en los primeros, lo que ha situado el número total de estos trabajadores en 3.405.406, según un informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores (ATA).

Baleares ha sido la Comunidad Autónoma que ha liderado el crecimiento de emprendedores, con un 7% -6.382 nuevas altas-. Le han seguido de lejos Ceuta y Melilla (1,3 %); Extremadura y Madrid (0,7%), y Andalucía (0,3%), mientras que Cantabria ha tenido un crecimiento cero.

El resto de autonomías ha visto descender en el primer semestre del año el número de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), donde pasaron a cotizar los trabajadores agrarios por cuenta propia desde el 1 de enero.

La Rioja registra el descenso más elevado, con el 1,5%, por delante de Navarra (1,2%) y Galicia (0,8%). En términos absolutos, Baleares (6.382), Madrid (2.877) y Andalucía (1.737) son las Comunidades con mayor número de autónomos, mientras que Galicia ha sufrido el descenso más acusado (1.984).

Por provincias, sólo quince han visto aumentar el número de emprendedores con respecto a diciembre de 2007, destacando los casos de Baleares (7%); Huelva (1,6%) y Jaén, Ceuta y Melilla (1,3%).

El 57,7% de las altas en el RETA han sido hombres (1.150) y el 42,3, mujeres (845).

En cuanto a la edad, casi la mitad de las altas son personas menores de 35 años (45,4%), seguido del grupo con edades comprendidas entre los 36 y los 54 años (40,8%).

Los sectores más activos han sido la hostelería, con 8.733 autónomas más; las actividades inmobiliarias y de alquiler (3.926); los servicios sociales (3.090) y la intermediación financiera (1.090).

En el lado opuesto, la construcción es el sector más afectado, con 6.944 autónomos menos desde final del pasado año, seguido de la agricultura (6.543); la industria (1.377) y el comercio (608).

Para el presidente de ATA, Lorenzo Amor, estas cifras son un "reflejo" de la crisis económica y ponen de manifiesto la necesidad de que el Gobierno fomente el empleo autónomo como "una alternativa real y efectiva para la reinserción de trabajadores en el mercado laboral", según se señala en el comunicado.