Economía

La producción industrial retrocede un 5,5% en mayo

La industria añadió el viernes una nueva señal de alarma a la maltrecha economía española. El índice de producción industrial registró en mayo una caída interanual del 5,5%, mientras que en los cinco primeros meses del año el retroceso es del 1,4%. Por su parte, los comerciantes esperan bajadas de ventas de hasta el 5% este año.

El retroceso del índice de producción industrial (IPI) de mayo fue del 7,3% en términos brutos, si bien la caída se limita al 5,5% una vez tomados en consideración los efectos del calendario sobre el número de días laborables.

La noticia es especialmente preocupante, habida cuenta de que el Gobierno apuntaba hasta hace poco al sector industrial como relevo natural de la construcción como motor de la economía. El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha señalado recientemente a las exportaciones como la nueva gran esperanza para amortiguar la crisis de la demanda interna. En todo caso, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, ya ha reconocido que el PIB crecerá menos del 2% este año.

Según el destino económico de los bienes, la caída interanual del IPI alcanzó un 8% en los bienes de consumo (con un retroceso del 10,3% en los de consumo duradero), un 6,8%, en los bienes intermedios, y un 2,9%, en los bienes de equipo. El único grupo que experimentó un avance de producción fue el de la energía: un 0,2%.

Pero el deterioro de la industria no es puntual. En el acumulado de enero a mayo, la producción industrial se redujo un 1,4% en términos interanuales. Sólo los bienes de equipo resistieron el desgaste, con un alza del 1,6%, junto con los energéticos, aupados por la coyuntura internacional un 3,8%. En cambio, los bienes intermedios cayeron un 4,3%, y los de consumo, un 2,5%.

En los cinco primeros meses, las actividades que registraron el mayor recorte fueron las máquinas de oficina e informática (25,1%) y la industria de madera y corcho (14,7%). La mayor subida se centró en el material electrónico, radio y televisión, con un avance del 21,2%.

El boletín del Banco de España publicado el viernes, destaca que los indicadores del segundo trimestre apuntan a que continúa la ralentización de la actividad, prácticamente en todos los sectores. Es el caso del consumo (ventas del comercio y matriculaciones de automóviles, con caídas del 5,3% y del 28,4% en mayo), bienes de equipo o construcción, con una 'intensificación de la corrección'.

La OCDE sitúa la recuperación en 2010

Las expectativas sobre la economía española empeoran por momentos. La situación no se normalizará antes de 2010 por el aumento del precio de las materias primas y las turbulencias financieras centradas en el sector inmobiliario, según afirmó ayer el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. El Gobierno espera que la actividad vuelva a acelerarse a partir del segundo semestre de 2009.

Por otra parte, el presidente de la Confederación Española de Comercio, Pere Llorens, afirmó el viernes que las ventas del comercio minorista caerán este año entre el 4% y el 5%, y volverán a estabilizarse a partir de 2009, informa Efe. Llorens confía en que el sector sea capaz de corregir la caída del primer semestre, casi del 10%, y reducirla a la mitad en el ejercicio. Respecto a las rebajas, Llorens ha reconocido que, 'siempre que hay atisbos de crisis, la gente se lo piensa más' a la hora de realizar sus compras'.