Comparecencia en el Congreso

Rajoy asegura que la falta de previsión es el principal motivo de la crisis

El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy ha acusado a Zapatero de "falta de previsión". Y se ha mostrado, además, escéptico ante las medidas anunciadas por el presidente.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, puso a disposición del Gobierno "todo el apoyo" de su partido para superar el deterioro de la economía, siempre que ponga "todas las cartas" sobre la mesa "sin engaños ni disimulos" y reconozca "la gravedad de la crisis".

Así lo afirmó ante el pleno extraordinario en el Congreso sobre economía, en el que acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de haber engañado a los españoles y comportarse "como un médico que oculta la verdad a un paciente".

"Tenemos una crisis muy grave, nos afecta más que a otros países y estamos en peores condiciones para encararla", dijo Rajoy, que criticó al Gobierno por haber dejado que las cosas se pusieran peor al no reconocer la situación "por temor a las elecciones".

En este sentido, el líder de la oposición aseguró que el Gobierno va a necesitar mucha ayuda para superar la actual coyuntura económica y se mostró dispuesto a ofrecer la ayuda del PP, pero siempre que el presidente "se arme de coraje, reconozca la gravedad de la crisis y concrete sus dimensiones para que sea posible aplicar los remedios adecuados".

"Si lo hace así, yo le aseguro que con el esfuerzo de todos seremos capaces de superar esta crisis", agregó Rajoy, que no quiere que los españoles "paguen el pato" de las diferencias entre los dos principales partidos, ni que sufran "un día más de lo inevitable".

Un Zapatero más "humilde"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está en "la más absoluta de las soledades" ante la crisis económica y le reclamó que "sea más humilde" y haga un poco de caso "a quien le tiende la mano" para buscar una salida a la situación después de sus cuatro años de ausencia del Ejecutivo en política económica.

"Un mitin en un Parlamento no sirve ni para recuperar la confianza ni para salir de la crisis", señaló Rajoy durante su réplica a Zapatero durante el pleno sobre medidas económicas, en la que volvió a acusar a los socialistas de haber desperdiciado la "extraordinaria herencia económica" de los gobiernos del PP para convertirla en una "crisis".

No obstante, Rajoy abogó por hablar de lo que pasa en España hoy "y no del pasado", en un momento en que "muchísimas familias" lo pasan mal y no ven que el Ejecutivo aporte una solución. Así, insistió en que la mejor política social es la que asegura crecimiento económico, empleo y precios bajos y no medidas como las de los 400 euros, que tachó de antisocial.

En su réplica, el jefe del Ejecutivo indicó a Rajoy que "más antisocial que el desempleo" es recortar los derechos sociales como a su juicio ocurrió con los gobiernos de José María Aznar. En este sentido, admitió el "esfuerzo considerable" que supone para las arcas publicas mantener el nivel de la prestación a los parados, pero insistió en que se trata de una cuestión prioritaria para su Gobierno.

Asimismo, expresó su desacuerdo con la propuesta del PP de reducir un 2% el gasto público e incentivar a la vez las conexiones ferroviarias de alta velocidad, algo que, aseguró, equivaldría a congelar el sueldo de los empelados públicos durante cuatro años. No obstante, sí se mostró abierto a "escuchar" otras iniciativas de los Populares. "Podremos hablar", auguró.