Bolsa

El Ibex echa el cierre al peor semestre de su historia por las 'subprime' y el petróleo

El índice se deja un 20,37% desde enero y afronta la segunda parte del ejercicio desde mínimos del año.

Era un secreto a voces. En diciembre de 2007, la crisis de las subprime resurgía con virulencia para recibir el nuevo año. Y el Ibex se descalabraba un 3,37% después de que Citi anunciara pérdidas de 6.700 millones en un trimestre. Vendrían tiempos peores.

No en vano, el selectivo español se ha dejado un 20,37% en este semestre hasta los 12.089 puntos del viernes. Hoy acaba la primera mitad de 2008, y puede ser, el peor semestre de la historia.

El crac del 21 de enero inauguró la montaña rusa de este primer semestre, en la que aún hoy zozobran los parqués sin que se vea salida fácil a la situación. El Ibex cayó un 7,54%, en la peor jornada de su historia, de la que se libró Wall Street por ser festivo en Estados Unidos. Un lunes negro que constató lo que se vino a titular como la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial. A esa fatídica jornada, le seguirían una avalancha de sobresaltos financieros y el bizarro comportamiento de los commodities.

El crac bursátil del 21 de enero inauguró una montaña rusa de la que aún no se apean los índices

Société Générale, Northern Rock, Bear Stearns... A las entidades bancarias les era imposible ya disimular el resfriado. Y esta crisis tiene, además, cara y ojos. Las inversiones no autorizadas de uno de los operadores de SG, Jérôme Kerviel, causaron pérdidas de 5.000 millones en la entidad y abrieron la veda. Dos meses después fue el affaire Bear Stearns el que trastornaba los mercados. Sólo su venta a precio de saldo a JPMorgan alivió los mercados de fuertes pérdidas.

El Brent también ha dado dolores de cabeza: superó los cien dólares por barril el 28 de febrero, y a partir de ahí no ha cejado en su escalada hasta marcar un nuevo récord el viernes: 142,97 dólares.

Hoy se cierra el semestre, y la última semana ha hecho honor al medio año precedente. A pesar de que el resultado del viernes sirvió para paliar las pérdidas, el selectivo rondó los mínimos del año y terminó las cinco sesiones como el peor entre sus competidores. Bajó el 2,60% frente al 2,52% del Euro Stoxx, el 2,38% del Dax y el 2,48%, todos bajo el miedo de las hipotecas subprime.

Inaugurar una etapa suele ser esperanzador. No lo pintan así los expertos para el segundo semestre, al menos de momento. Algunos expertos recomiendan olvidarse de las Bolsas hasta 2009, y ni los más optimistas dejan de aconsejar cautela. En este contexto, cobra especial importancia la reunión del Banco Central Europeo (BCE) del próximo jueves. Jean-Claude Trichet ha señalado que podría subir los tipos de interés, y el mercado no se sorprendería demasiado si lo hace. Queda por ver la reacción de las inestables Bolsas.