Bolsa de Nueva York

La escalada del petróleo lleva a Wall Street a su peor nivel desde septiembre de 2006

El Dow Jones cayó un 3,03% en la sesión, perdiendo la barrera de los 11.500 puntos, tras un nuevo máximo del petróleo por encima de los 140 dólares y un informe de Goldman Sachs, que pronosticaba pérdidas millonarias para Citigroup y Merrill Lynch y cambiaba su recomendación sobre las acciones de General Motors y Ford a "vender" .

El Dow Jones se desplomó un 3% y partirá mañana desde los 11.453 puntos. Por su parte, el S&P 500 perdió la barrera psicológica del 1.300, tras ceder un 2,94%. Por último, el Nasdaq 100 cayó un 3,33%, hasta los 2.321 enteros.

Los datos macro no animaron a la Bolsa al comienzo de la sesión. Poco antes de la campanada de inicio los inversores conocieron la tercera y última revisión del PIB. La economía de Estados Unidos creció un 1% entre enero y marzo en relación al mismo periodo del año pasado, una décima más que en el cálculo preliminar del Gobierno, pero tal y como pronosticaba el mercado.

El dato de empleo, sin embargo, fue peor de lo esperado. Las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo se mantuvieron sin cambios frente al dato revisado de la semana anterior, pero el promedio móvil de las últimas cuatro semanas alcanzó su mayor nivel desde octubre del 2005, durante las secuelas del huracán Katrina.

DOW JONES 29.348,10 0,17%
NASDAQ 100 9.173,73 0,53%
S&P 500 3.329,62 0,39%

De vuelta al parqué, la banca estuvo en el punto de mira de los inversores durante los primeros momentos de la sesión. Citigroup se desplomó un 12% y Merrill Lynch un 6,8% después de que Goldman Sachs revisara a la baja las expectativas de resultados de los dos bancos. Citi, el mayor banco de EE UU, podría llegar a perder 9.000 millones de dólares en el segundo trimestre y llevar a cabo una nueva ampliación de capital, mientras que Merrill perdería 4.200 millones de dólares, según el informe de un analista de Goldman Sachs, que a su vez cedió un 4%.

Pero los cambios en las recomendaciones de Goldman perjudicaron también al sector de automoción. General Motors se hundió un 10,7,% después de que la firma de inversión lo situara entre su lista de valores para "vender". Y Ford perdió un 3,2% después de que le bajaran el precio objetivo desde ocho a cinco dólares.

El crudo una vez más, marcó el ritmo del mercado y no dio alivio a Wall Street. Los inversores pudieron ver cómo poco antes de cerrar la Bolsa, el precio del codiciado §oro negro§ se disparó hasta pulverizar sus máximos por encima de los 140 dólares. El barril de Brent, de referncia en Europa, cerró en 139,83 dólares y el de West Texas partirá mañana desde los 139,94. A la escalada del crudo, contribuyeron los comentarios del presidente de la OPEP, quien aseguró que podría cotizar este año entre los 150 y los 170 dólares.

Por último, la debilidad del "billete verde" también provocó que se avivaran los temores a un mayor avance de la inflación y que el oro subiera más de 30 dólares, para cambiarse a más de 914 dólares la onza.

La caída de hoy en Wall Street estuvo en consonancia con la tendencia registrada en Europa, donde Fráncfort y París cerraron con descensos del 2,4%, Londres y Milán acabaron con caídas de más del 2% y Madrid, tras registrar la quinta mayor bajada del año, concluyó en mínimos anuales.