Mercados

El Ibex se aleja del mínimo del año con un rebote del 1,97%

Como suele suceder cuando el mercado prueba sus soportes, el Ibex 35 rebotó ayer. Con menos fuerza al principio y más impulso al cierre, cuando marcó un 1,97%. Después mantuvo tipos al detectar mejora en el crecimiento y más inflación. Wall Street subió con fuerza, pero después cayó a plomo para cerrar sin cambios. N. Rodrigo B. P. Galdón Madrid

Un respiro para el Ibex en un mes de junio que, hasta ayer, amenazaba con cerrar como uno de los peores de la historia del índice. El mercado avanzó con ganas, un 1,97%, al combinarse el clásico movimiento de rebote tras mínimo -calcado del S&P estadounidense- con noticias positivas de dos frentes que últimamente sólo daban disgustos: el precio del petróleo y el sector financiero.

La ampliación de Barclays por 5.500 millones disparó la cotización del banco y animó el sector, y después la publicación de los datos de almacenaje de petróleo en Estados Unidos -subieron por primera vez en mes y medio- hicieron caer hasta cuatro dólares el precio del Brent. Tras una mañana moderadamente alcista, en el entorno del 1%, Wall Street confirmó el rebote y aceleró las compras. El volumen de negociación en el mercado español volvió a repuntar, hasta superar los 5.300 millones, una rareza en un ejercicio marcado por la caída de la contratación. Pero ayer había dinero. De grandes inversores y colocado en la renta variable a muy corto plazo. Terreno abonado para los movimientos técnicos.

Destacaron un puñado de valores en la Bolsa española, empezando por Jazztel, que se sacudió los mínimos con un alza del 15%, lo mismo que Afirma, la antigua Astroc. Ya dentro del Ibex, Ferrovial avanzó un 7,11% al señalar que está avanzando en la financiación de la deuda de BAA. Los principales responsables, en todo caso, fueron las entidades financieras. Santander y BBVA ganaron un 2,7% cada un, en línea con el resto del sector.

En toda Europa fue una jornada de rebote liderado por las industrias más castigadas: banca, automóvil, tecnología y construcción. El Euro Stoxx 50 se apuntó un 1,64%.

Todo eso fue, de todas formas, antes de la reunión de la Reserva Federal. El Ibex arranca hoy en 12.446 puntos y con la resaca de Wall Street ayer, que ganaba el 0,9% al cierre europeo pero fue de más a menos. Ben Bernanke no movió los tipos del nivel actual, un escaso 2%, y puso freno a siete bajadas consecutivas; desde septiembre los ha pasado del 5,25% al 2%. Tampoco se esperaba otra cosa, pero sí había puestas muchas expectativas en el comunicado.

Bernanke no dio pistas sobre futuros movimientos en el precio del dinero. Ni dejó sitio a interpretaciones; simplemente se cuidó de cerrarse puertas de cara a próximas reuniones, algo lógico dada la incertidumbre actual. La etapa de Alan Greenspan y sus comunicados crípticos y sorpresivos ha pasado hace mucho tiempo.

La reacción del mercado fue volátil. El Standard & Poor's, que subía desde la apertura, osciló inmediatamente después de la reunión; escaló después hasta ganar un 1,6%. Y cayó con igual violencia para acabar la jornada con un avance del 0,59%, peor que antes de la reunión. El Nasdaq ganó el 1,39% y el Dow rozó las pérdidas (+0,04%).

La Fed dejó al mercado como estaba, sometido a oscilaciones técnicas -el S&P rebotó entre 1.320 y 1.325 puntos y chocó con los 1.335- y con un regusto agridulce; mejora la economía, una buena noticia para el mercado, pero empeora la inflación y hay riesgo de alza de tipos. 'De su comunicado no es posible extraer señales para anticipar un ciclo de subidas', explica José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, que espera que el precio del dinero se mantenga todo el año en el nivel actual.

Reacciones de los mercados financieros

El freno a la recuperación del dólar se confirma

Pocos cambios en los mercados monetarios al cumplir Bernanke con el guión previsto. El euro subió ligeramente sobre el dólar, cerró a la altura del 1,5619 frente a un nivel de 1,5568 de la jornada anterior. El billete verde ha puesto freno al impulso que tomó hace una semana, a pesar de que los analistas están a la espera de un cambio de tendencia. El mercado del petróleo estuvo más agitado, y el barril Brent experimentó un recorte de más del 2%.

La deuda prolonga la subida de rentabilidades

La rentabilidad de la deuda, que evoluciona a la inversa que los precios, sigue al alza tanto en Estados Unidos como en Europa. En el caso de EE UU ayer escaló hasta el 4,103%, no muy lejos del máximo anual de 4,27%, tras conocerse el comunicado de la Fed. En Alemania y en España la TIR a 10 años se encuentra en los niveles más altos desde noviembre de 2002. El mercado de renta fija está demostrando que tiene expectativas de que la inflación siga al alza.

El riesgo crediticio todavía no cede

La mala noticia. Los indicadores de riesgo crediticio para deuda empresarial daban ayer señales peores que las Bolsas. O, dicho de otro modo, no rebotaron. El iTraxx Crossover apenas bajaba desde los 518 puntos del martes y se mantenía por encima de los 510, un nivel que no se veía desde finales de marzo. No obstante, en dicho mes se llegó a ver el índice por encima de los 600 puntos. La situación en el mercado crediticio continúa siendo complicada.