Altibajos

Los rumores no bastan para reanimar a Banco Popular

Popular ha dejado de ser en las últimas semanas el banco de imagen tranquila y sosegada que solía ofrecer al mercado. Sus acciones han sido pasto de rumores que la CNMV no ha logrado silenciar del todo y que han disparado momentáneamente la cotización.

Sin embargo, no han podido con la corriente vendedora que pesa sobre el conjunto del sector bancario y que ha dejado a Popular como el peor valor del Ibex en la pasada semana, con una caída del 10,16%. El valor cerró el viernes los 9,37 euros, muy cerca de los mínimos anuales de enero, de 9,19 euros.

Los títulos del banco que preside Ángel Ron recibieron un impulso del 12,3% en sólo dos jornadas -el 12 y 13 de junio- ante informaciones relativas a que un grupo de accionistas de la entidad estaría negociando la venta de su parte de Popular a un grupo de inversores mexicanos. Sólo Trinitario Casanova, que posee el 3,5% del capital del banco, reconoció días después ante la CNMV que mantiene contactos para la venta de sus acciones.

Sin embargo, inversores y analistas no terminan de dar crédito a un cambio significativo en el accionariado de Popular y menos todavía a un precio que implique una prima notable sobre la cotización actual, al borde de los mínimos del año. 'Hay todo el papel que se quiera de Popular disponible para comprar. No tiene sentido que un inversor esté dispuesto a pagar una prima sustanciosa', señala un analista de una firma internacional. 'Parece más bien un farol de un accionista necesitado de liquidez', añaden otras fuentes de mercado a propósito de las intenciones mostradas por el accionista Trinitario Casanova. Este empresario inmobiliario ya tuvo que presentar en el mes de enero garantías adicionales por 99 millones de euros por el crédito de 394 millones de euros que solicitó para la adquisición de acciones de Popular. Casanova, que realizó una inversión inicial en el banco de 526 millones de euros, acumula ahora unas minusvalías latentes de 127,4 millones.

El mercado desconfía de un cambio accionarial de calado, menos aún con una prima significativa

En cualquier caso, la cotización de Popular ya ha regresado a los niveles previos a la aparición de los rumores sobre una desinversión en su capital y sigue acusando los rigores del desapego de los analistas hacia la banca doméstica española. Pese a las últimas caídas, 'Popular aún está caro en comparación con otros bancos europeos y es un objetivo de opa muy improbable', señalan desde Dresdner Kleinwort, que tiene una recomendación de reducir posiciones en el valor.

'El valor ha quedado tocado por su exposición en Colonial y la financiación a Luis Portillo. Hay en ello una pérdida potencial y eso supone una prima adicional de riesgo', explica el analista de banca de una firma española. De acuerdo con el consenso de la agencia Bloomberg, el 53,33% de las recomendaciones sobre Popular son de venta; el 33,33% de mantener y el 13,3% de comprar.

Claves de la semana

LUNES

Indicador IFO del clima empresarial alemán en junio.

MARTES

Confianza del consumidor de Estados Unidos en junio.

Reunión entre representantes de la UE y la OPEP en Bruselas.

Datos de ocupación hotelera en España en mayo.

MIæpermil;RCOLES

Discurso de Jean-Claude Trichet ante el Parlamento Europeo.

Publicación del dato de M3 de la zona euro en mayo.

La Reserva Federal anuncia su decisión de tipos de interés. No se prevén cambios.

JUEVES

Dato final del PIB de EE UU del primer trimestre.

Datos del INE de hipotecas en España en abril.

VIERNES

Ventas al por menor en España en mayo.

PIB británico del primer trimestre.