Bolsa de Nueva York

Las ganancias del sector financiero y la caída del crudo sostienen a Wall Street

Signo positivo para los selectivos norteamericanos en una sesión protagonizada por la caída del precio del barril de petróleo y las compras de los inversores en el sector financiero y las tecnológicas. El índice Dow Jones ha ganado un 1,73%.

En concreto, el índice Dow Jones subió un 1,73%, hasta los 12.307 puntos. El tecnológico Nasdaq sube un 2,09% y el S&P 500 suma un 1,50%.

La inflación en EE UU experimentó en mayo un repunte del 0,6% respecto al mes anterior, su mayor incremento en seis meses, mientras que en términos interanuales subió un 4,2%, impulsada por el encarecimiento de la energía, según informó el Departamento de Empleo. El dato fue peor de lo esperado ya que el consenso de los analistas consultados por Bloomberg había pronosticado un avance mensual del 0,5% y un dato anualizado del 3,9%.

Por otro lado, la confianza del consumidor estadounidense marcó un nuevo mínimo histórico, retrocediendo a niveles de mayo de 1980, por la preocupación que ha despertado el aumento del IPC y los malos datos de empleo de la pasada semana.

El fortalecimiento del 'billete verde' frente al euro en la sesión está favoreciendo que disminuyese algo la presión alcista sobre los precios del crudo y de los combustibles. De esta forma, a media sesión el precio del barril de crudo Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba casi dos dólares hasta los 134,77 dólares.

Uno de los grandes ganadores de la sesión fue Lehman Brothers, que subió un 13,70% después de que la cadena de televisión CNBC informara que el consejero delegado de la entidad podría estar en conversaciones para una posible oferta de entre un 20 y un 30% del capital por parte de la firma de capital riesgo Blackstone.

Dentro del sector también se sumaron al terreno de las ganancias las acciones de Morgan Stanley con un 6,93%, seguidas de JP Morgan, con un 4,13%, y de Merrill Lynch con un 4,74%.

Jornada de compras entre la compañías tecnológicas después de fuerte castigo que han padecido durante la semana. Las acciones de Microsoft subieron un 2,94%, las de Intel ganaron un 2,77%, seguidas de las de IBM con un 1,86% y de las de Hewlett Packard con un 1,02%.