Primer año en Bolsa

Solaria y Almirall, dos de las OPV de 2007 menos castigadas por la crisis

Los próximos meses pueden ser buenos para la cotización bursátil de Solaria y Almirall, dos valores que cumplen su primer año en Bolsa el 19 y el 20 de junio, espectivamente. Aunque no es para tirar cohetes ­Solaria cae en el año más de un 50% y Almirall cede cerca de un 10%-, las dos compañías están muy bien vistas por las firmas de análisis que consideran que ambos valores pueden subir en Bolsa en los próximos meses.

El negocio de fabricar paneles solares y el de comercializar medicamentos contra enfermedades cardiovasculares, respiratorias o digestivas nada tienen que ver. En cambio, ambas compañías tienen en común que salieron a Bolsa el año pasado, con un día de diferencia, y que cuentan con favorables perspectivas y ofrecen potenciales de revalorización del 70% en el caso de Solaria y del 25% en el de Almirall.

La evolución en Bolsa de Solaria de los últimos doce meses ha sido una auténtica montaña rusa. La compañía, propiedad de la familia Díaz Tejeiro, llegó a multiplicar por tres su precio de salida a Bolsa cuando en noviembre del año pasado tocó los 24 euros por acción. Ahora se cambia a 10 euros. La incertidumbre regulatoria ­el nuevo real decreto que regule el sector llegará en otoño- ha sido el principal lastre de la compañía de energía solar que, desde los máximos de noviembre de 2007, ha perdido un 58%.

Aunque es un valor muy volátil y no apto para inversores que huyen del riesgo y más en los tiempos que corren, los expertos creen que es buen momento para tomar posiciones en el valor. ¢El actual precio de la acción sobredescuenta un escenario muy negativo, ante la falta de visibilidad después de septiembre de 2008 y ante la incertidumbre regulatoria¢, explica Fernando Cordero, analista de Fortis en un informe sobre la compañía.

La firma, que tiene un precio objetivo de 16,10 euros (potencial del 60%), considera que ¢esta situación supone una oportunidad ante la buena evolución de la cartera de pedidos y ante la reducida posibilidad de que el mercado solar en España no mantenga una buena situación, tal y como muestra la evolución de la cartera, tras la revisión regulatoria¢.

Los analistas de Goldman Sachs, que también se decanta por comprar destacan que, a su favor, cuenta con sólidos márgenes presentados en el primer trimestre de 2008. Sin lugar a dudas, Banesto Bolsa, colocador de la OPV de Solaria, es el broker más optimista con la compañía a la que concede un precio objetivo de 27 euros, lo que supone un valor un 179% superior al precio actual de cotización.

Valor defensivo

Laboratorios Almirall tiene un perfil mucho más defensivo que Solaria. Los expertos de Consulnor destacan la ¢acertada gestión demostrada por la familia Gallardo, que controla la compañía (70%), y el perfil defensivo del sector al que pertenece la compañía¢ como dos de los puntos a favor.

Por su parte, Renta 4 destaca que Almirall ¢comercializa un diversificado número de compuestos, caracterizado por una equilibrada proporción entre fármacos propios, el 45% del total, y licencias de otras compañías. Además se trata de un negocio muy internacionalizado, donde las ventas de España suponen menos del 40% mientras el resto se realiza en el extranjero¢.

Precisamente, esta dependencia cada vez será menor, según explica Luis Cuadrillero, analista de Intermoney Valores. El experto explica que la compañía quiere reducir esta dependencia de las ventas en España donde el margen de beneficios es menor debido a que los medicamentos son más baratos que en otros países europeos y por la fuerte competencia que suponen los medicamentos genéricos.

Cuadrillero destaca como muy positivas las últimas compras realizadas por la compañía. Durante 2007, adquirió la alemana Hermal y un catálogo de ocho productos de la británica Shire. Renta 4 señala que, sin lugar a dudas, el plato fuerte de Almirall es su área de investigación ¢uno de sus motores del crecimiento futuro¢. Estos expertos recuerdan que Almirall ha lanzado siete productos propios en 30 años y en la actualidad, los productos de propia elaboración representan el 45% de sus ventas.

De los compuestos que tiene actualmente en fase de desarrollo y el que supondría, según los expertos, el espaldarazo definitivo para su cotización es un fármaco que está desarrollando para el tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), el Aclidinium Bromide. Los resultados del estudio en Fase III prevé presentarlos en el segundo semestre de este año y tiene prevista su comercialización para 2010 en Europa y en 2011 en EE UU.

Pablo Piquero, gestor de renta variable de Inversis Banco, creen que todos estos aspectos tendrán su reflejo en la cotización bursátil ¢muy penalizado afectado por la coyuntura de mercados financieros. Está saliendo mucho papel de la bolsa y estos vaivenes dificultan que Almirall suba¢.