Huelga de transportistas

Las empresas comienzan a normalizar su actividad laboral

Después de una semana de movilizaciones y de retrasos en la producción, que amenazó con provocar múltiples Expedientes de Regulación de Empleo temporales en las empresas españolas por falta de material, compañías como General Motors, Seat y Nissan han reemprendido su actividad.

Las factorías de los fabricantes de automóviles Seat y Nissan en Cataluña reemprendieron esta tarde su actividad y esperan estar ¢a pleno rendimiento¢ productivo a partir del lunes, según confirmaron a Europa Press fuentes de ambas compañías.

Así, la planta de Seat en Martorell está en marcha y ¢con el 100% de la plantilla¢ del turno de tarde, aunque persisten los problemas en el suministro de algunas piezas que proceden principalmente del norte de España.

No obstante, la compañía no ha modificado su decisión sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado ayer y que afecta a 8.806 trabajadores, lo que motivó el rechazó del comité, por considerar que no existe una causa de fuerza mayor que lo justifique.

¢La dirección sería inteligente si retirará el ERE porque está claro que éste va a suponer un antes y un después en las relaciones con los agentes sociales en la empresa¢, insistió hoy a Europa Press el presidente del comité de empresa, Matías Carnero.

Por su parte, Nissan también cumplió con la puesta en marcha ¢gradual¢ anunciada ayer de sus plantas catalanas, empezando esta tarde por el área de carrocerías y pintura de la planta de Zona Franca de Barcelona y por la sección de estampación en Montcada y Reixac.

Fuentes de la compañía confirmaron que los suministros llegaron hoy ¢con normalidad¢ a las instalaciones y que el turno de esta noche podrá empezar a trabajar también en el área de montaje. ¢Esta noche empezarán a salir los primeros coches producidos tras el paro¢, concretaron.

Nissan expresó su ¢preocupación¢ ante la posible huelga de transportistas en Francia el lunes, lo que dificultaría la llegada de muchas piezas necesarias para la fabricación de la furgoneta X-83 -comercializada como Primastar, Traffic y Vivaro-, aunque confió en que se trate de paros parciales y que se prolonguen durante una sola jornada.

Asimismo, la dirección de la compañía acordó con el comité que las medidas a aplicar para compensar las jornadas de paro productivo fruto de la huelga se pactarán ¢una vez finalice el conflicto y se normalice la situación¢.

La compañía negó ayer estar ultimando la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal confirmó que existe ¢suficiente flexibilidad en la fábrica como para encontrar soluciones¢. En todo caso, serán alternativas que comité y dirección tendrán que discutir y negociar a posteriori.

Normalidad en General Motors

La factoría de General Motors (GM) en Figueruelas (Zaragoza) ha normalizado su actividad y la producción de los tres modelos de vehículos que salen de sus cadenas de montaje, el Corsa, el monovolumen Meriva y la furgoneta Combo.

Fuentes de la compañía automovilística informaron a Efe de que la línea de producción del Corsa se reanudó en el turno de noche de ayer, y esta mañana lo hicieron las del Meriva y el Combo, a las que se han incorporado los trabajadores de la planta.

Los únicos operarios que aún no se han incorporado a sus puestos son lo que trabajan en el almacén de recambios y accesorios de la planta, que lo harán con toda probabilidad el próximo lunes.

La factoría de GM en España, donde trabajan unas 8.000 personas, suspendió su producción a las 14:00 horas del pasado miércoles, al no llegar suministros a causa de la huelga de los transportistas de mercancías que afectó a todo el país.

Esta paralización de la actividad ha supuesto que en la planta, que saca de su cadenas cada día más de 2.000 unidades, se hayan dejado de producir unos 3.000 vehículos.