Cinco Red

Las redes sociales eróticas amenazan a Playboy y a Private

Una presión ejercida por las nuevas comunidades sociales de vídeos de contenido erótico, los llamados Youtube X, amenaza con terminar el liderazgo de empresas clásicas del sector como Playboy Enterprise, Private Media, New Frontier, Vivid, Penthouse o Berman Center, que empiezan a acumular pérdidas por el deterioro del negocio. Firmas como YouPorn, Xtube o RedTube, ya son capaces de atraer varios millones de usuarios todos los meses.

Las cifras son claras. En el último trimestre, las principales empresas del sector han sufrido un duro correctivo en sus resultados. Playboy vio como sus ingresos caían un 8% mientras cosechaba pérdidas superiores a 1,9 millones de euros; Private perdía 0,8 millones y sufría una caída de la facturación del 3%; y New Frontier registraba un retroceso del 11% en sus ventas, lo que le obligaba a suspender el pago de dividendos.

La mayoría de analistas coincide en que uno de los motivos de este deterioro es la fortaleza, cada vez mayor, de las nuevas redes sociales eróticas, en las que el usuario tiene acceso a miles de vídeos bajo la misma fórmula que Youtube. En la presentación de las cuentas, el consejero delegado de New Frontier, Michael Weiner, fue directo: 'Internet y, particularmente los contenidos orientados a los adultos, se está convirtiendo en un mercado muy complicado', dijo, recordando que cada vez hay más sitios web donde el acceso es gratuito, y que se financian con publicidad.

Las firmas clásicas han reaccionado y Penthouse destinó 500 millones a la compra de la comunidad social Various

Los contenidos de estos sitios son creados por los usuarios, aunque también hay vídeos pirateados procedentes de las productoras clásicas, que en algunos casos sí se han decidido por denunciar el caso ante los tribunales.

De cualquier forma, esta situación afecta no sólo a los propios segmentos de negocios online de las empresas clásicas, sino también a sus áreas de televisión y venta de DVD, quizá su negocio más tradicional.

Y es que, cada vez son más conocidas páginas web como Xtube, Youporn.com, Redtube.com, Pornotube, Megarotic o Pornhub.com. Esta semana, la web financiera The Motley Fool recordaba que algunas de estas firmas estaban superando el tráfico en internet a publicaciones como The New York Times o populares tiendas online como Netflix.

En una línea similar, Silicon Alley Insider, basándose en datos de la medidora de audiencias Compete, señalaba que en el último mes, YouPorn recibió 3,2 millones de visitantes únicos desde EE UU (lo que le convierte en la más visitada), un 1.300% más que en el mismo periodo del año anterior. A su vez, RedTube fue la web para adultos que experimentó mayor expansión al crecer un 7.600% hasta los 2,6 millones de usuarios únicos.

Mientras, las empresas clásicas no han logrado aún hacerse sitio en la red. Por ejemplo, Playboy vio como sus ingresos online caían un 3% entre enero y marzo, y la facturación de New Frontier en internet no se movía de los 0,5 millones de dólares en el último trimestre. Christie Hefner, consejera delegada de Playboy, dijo en la presentación de las cuentas que los resultados reflejan el deterioro económico de EE UU y la transformación estructural que está sufriendo el sector, y precisó que el usuario está cambiando la forma de acceso al contenido.

De todas maneras, ya han empezado a moverse para tratar de salir de esta crisis. Quizá el movimiento más ambicioso fue el protagonizado a principios de este año por Penthouse (controlada por el grupo de inversión PET Capital Partners), que destinó 500 millones de dólares a la compra de la comunidad social Various, en una de las mayores operaciones corporativas de la historia del sector. La firma opera hasta 25 redes sociales con una base de clientes de 260 millones de usuarios.

Playboy, que va a rediseñar su página web Playboy.com, ha creado la comunidad Playboy Audience Network, en la que tiene como socios a Youtube (filial de Google) y Veoh. Y Private ha puesto en marcha la red social Intimate Connections, destinada a los usuarios de móvil. Fuentes de la empresa señalan que los márgenes se están reduciendo por la caída de la venta de DVD pero, al mismo tiempo, creen que la generalización de internet está ampliando la cartera de clientes. 'Tenemos en marcha proyectos en internet y en el móvil, que empezarán a dar resultados en un año', dicen estas fuentes, que indican que Private va a fichar personal especializado para adaptarse a la nueva era.

Lo cierto es que el sector vive un momento de cambio por la presión de internet. Las compañías tradicionales están tratando de sobrevivir y, quizá, la fórmula para recuperar la estela de crecimiento es comprar alguna de las redes sociales de gran audiencia y rentabilizarlas con la publicidad. Los mercados no lo descartan.

l>LA CIFRA

3% Cayeron los ingresos online de Playboy entre enero y marzo. Por su parte, la facturación de New Frontier en internet no se movía de los 0,5 millones en el último trimestre.

Mercados. Los damnificados en Bolsa

Playboy

Acumula una bajada en el último semestre cercana al 40%. Sus acciones, al igual que las otras dos competidoras (Private Media y New Frontier), se mueven en los precios más bajos de los últimos cuatro años. En la actualidad, la empresa tiene una capitalización bursátil que ronda los 190 millones de dólares. Y las perspectivas no son muy positivas. Por ejemplo, TheStreet.com situó a Playboy en la lista de empresas con la recomendación de 'vender'. La estimación media de los analistas apunta a una caída de los ingresos en 2008 del 5,8%.

Private Media

En el último semestre, Private Media acumula una bajada del 48%, que se amplía al 67%, si se toma como referencia el periodo de las últimas 52 semanas. La capitalización bursátil de la empresa ronda los 89 millones de dólares, tres veces menos de la que tenía a mediados de noviembre de 2007, cuando los títulos alcanzaron el precio máximo del último año. Los analistas de Merriman Curhan Ford rebajaron sus recomendaciones sobre la compañía, que está controlada en un 58% por el sueco Berth Milton, hijo del fundador.

New Frontier

Las acciones de New Frontier se hundieron casi un 30% tras la presentación de sus cuentas la pasada semana. Desde enero, los títulos han caído cerca del 25%, aunque si se tomase como referencia el último año, la bajada superaría el 54%. La capitalización bursátil de New Frontier, cuyo máximo accionista institucional es Fidelity con más de un 13% del capital, ronda los 92 millones de dólares. Tras presentar los resultados, la empresa anunció que suspenderá el pago de dividendos para destinar ese dinero a financiar la expansión.