Mercados

La subida del crudo y el temor a la inflacción arrastran a las Bolsas

Los mercados sufrieron ayer nuevas caídas, afectados por los temores inflacionistas. El repunte del precio del petróleo y el temor a subidas de tipos provocó un retroceso del Ibex del 1,34%, hasta 12.584,3 puntos.

La subida de los precios se ha convertido en el caballo de batalla de los bancos centrales y en la pesadilla de los inversores. En las últimas semanas el discurso de las autoridades monetarias se ha vuelto más duro, tanto que incluso desde la Reserva Federal se ha puesto el acento en combatir la inflación más que en espolear el maltrecho crecimiento económico.

Los inversores comienzan a asumir que los tipos de interés oficiales subirán a ambos lados del Atlántico, y temen lo peor de un cóctel nocivo como el que arroja la mezcla de poco o nulo crecimiento, subida de las materias primas y tipos al alza.

Las Bolsas acusaron ayer este escenario. La subida del petróleo truncó una sesión que en Europa se antojaba positiva, de rebote tras las últimas caídas. El precio del petróleo llegó a subir más de cinco dólares tras la publicación de un informe del Gobierno estadounidense que refleja una caída de los inventarios de crudo superior a la esperada. El barril de Brent cotizó sobre los 136 dólares.

El sector bancario fue el más penalizado. Cayó un 2,67% en Europa

La noticia dio al traste con el alza de las Bolsas europeas, que cerraron con retrocesos superiores al 1%. La sesión fue muy volátil: el Ibex 35 cedió un 1,34% al cierre, cuando había llegado a ganar un 1,1% a media mañana. El índice terminó la sesión en los 12.584,3 puntos, perdiendo las cotas 12.700 y 12.600, sobre las que todavía cotizaba el martes. El sector bancario contribuyó en mayor medida al retroceso. Santander y BBVA cedieron un 2,97% y un 2,09%, respectivamente. El índice Stoxx de bancos europeos perdió un 2,67%.

Con la de ayer son ya seis sesiones consecutivas de descensos en las que el índice de la Bolsa española ha perdido un 12,8%. En estos momentos el Ibex cotiza sólo a 330 puntos (un 2,61%) del mínimo del año, 12.254,6 puntos el 23 de enero.

La subida del petróleo afectó también a Wall Street, que inició la sesión con fuertes caídas. A los descensos contribuyó una advertencia de resultados de Alcoa y la fuerte caída de Lehman, que arrastró al sector financiero. La publicación del Libro Beige de la Fed no mejoró el ánimo de los inversores, al constatar la debilidad de la economía, que sigue bajo la presión de la inflación. Al cierre, el S&P cedió un 1,69%, el Dow Jones, un 1,68% y el Nasdaq, el 2,24%.

El tipo del bono español, en máximos de seis años

El mercado de deuda anticipa un periodo de fuerte inflación. El rendimiento del bono español a 10 años (que se mueve a la inversa que el precio) se situó ayer en el 4,857%, el nivel más alto desde agosto de 2002. La teoría económica afirma que el rendimiento de los bonos a largo plazo sube cuando existen expectativas de inflación, porque la subida de los precios afecta a la rentabilidad futura. Por ello, los agentes del mercado demandan tipos más altos que contrarresten el alza de precios. La subida de los tipos a largo suele coincidir con periodos de bonanza económica, en los que es más habitual que se produzcan tensiones en los precios.

En esta ocasión, sin embargo, la economía mundial corre el riesgo de entrar en un periodo de estanflación, que se caracteriza por falta de crecimiento y subidas de precios.