Banca

Deutsche alerta del efecto del parón inmobiliario sobre Sacyr y FCC

Deutsche Bank prevé tres años malos en el mercado de la vivienda. No por la caída de precios, que podría ser superior al 22%, sino por el exceso de stock. Recomienda vender FCC, y apenas ve potencial alcista en Sacyr, que aconseja mantener.

Todas las cosas buenas tienen su final', titula Deutsche Bank su informe sobre la situación del sector constructor en España, centrado en el efecto del cambio de ciclo inmobiliario. La entidad alemana espera tres años de 'recesión inmobiliaria', con lo que el equilibrio del sector no llegaría hasta 2010. Según las tesis de la entidad, los precios podrían caer este año entre el 2% y el 8%, y entre el 5% y el 10% los dos años siguientes. La crisis del sector podría ser mayor que la de 1993, cuando el precio cayó el 22%. 'La diferencia clave está en el exceso de viviendas por vender, más de un millón', afirma la entidad.

El efecto del parón inmobiliario sobre la Bolsa española ha sido de gran calado. A lo largo de los últimos 12 meses, cuatro inmobiliarias -Colonial, Astroc, Inbesòs y Renta Corporación- han caído más del 80% desde máximos; Cleop, Metrovacesa y Realia rondan el 50% mientras se salvan, relativamente, Reyal Urbis y Martinsa Fadesa. El informe de Deutsche Bank, en todo caso, trata del impacto del ladrillo sobre el sector constructor. FCC aparece como el valor más afectado. Dice Deutsche que el 50% del beneficio bruto de explotación viene del negocio inmobiliario, a través tanto de Cementos Portland -empresa de la que tiene el 59%- como de Realia -participación del 53%- además de su parte de actividad de construcción, que la entidad alemana cifra actualmente en el 12%.

Deutsche considera que las expectativas del mercado todavía no reflejan el efecto del parón inmobiliario, 'y las condiciones de mercado podrían llevar a una decepción sobre los resultados', afirma FCC. Las rebajas de recomendación han sido la tónica general para FCC este año, si bien precisamente el único banco que, según Factset, ha elevado la recomendación de la constructora fue Deutsche, el 10 de enero, de neutral a comprar. Desde que FCC presentase su plan estratégico a mediados de mayo, la calificación es de vender. De todos modos, el valor está ligeramente por debajo del precio objetivo. Cerró la sesión de ayer a 39,95 euros, cuando el objetivo es de 42.

El precio objetivo está muy cercano a las cotizaciones en los dos valores

Por otra parte, los analistas han mantenido la recomendación de mantener sobre las acciones de Sacyr, elevando el precio objetivo a 23,5 euros, algo por encima de la cotización, 22,27 euros.