Propuestas

¿Está harto de la rutina? Haga una guerra

El juego de simulación militar Airsoft gana adeptos en España

Dónde está Fran? Se ha ido a la guerra'. Aunque para muchos pueda sonar algo extraña, esta frase se escucha habitualmente en casa de Francisco, un ingeniero de 32 años que muchos fines de semana aprovecha para hacer deporte, quemar adrenalina y, desde luego, cambiar el atuendo habitual. Parece un auténtico soldado en una guerra de verdad, pero en realidad se trata solamente de un hobby como cualquier otro: es el Airsoft.

Este deporte surgió en Japón en los años 80 y a lo largo de los años se ha extendido a numerosos países. En España existe una federación y multitud de asociaciones por toda la geografía con cientos de aficionados que juegan en los montes y terrenos de toda España. Eso sí, con las condiciones adecuadas.

'Tienes que acotar el terreno de juego avisando con carteles de que se está practicando este juego para que nadie pueda correr peligro y todos los jugadores deben llevar gafas de protección, que son obligatorias', señala este jugador.

Como si se tratase de uno de los juegos de guerra de ordenador más sofisticados, la saga de Call of Duty, todas las estrategias y modos de juego se trasladan en este caso, a la vida real. Una increíble simulación militar sin perder en ningún momento el enfoque únicamente lúdico. 'Puede parecer algo violento porque las armas que se utilizan son réplicas de armas reales, pero solamente es un juego. Haces ejercicio, pasas un buen rato y estás en contacto con la naturaleza', comenta el jugador.

Existen muchos modelos de juego; por equipos, todos contra todos, o con un guión prefijado en el que los objetivos pueden ser muy variados, desactivar una bomba, tomar la bandera del enemigo...

Cada grupo o asociación puede fija sus propias reglas que todos los jugadores deberán seguir. Los expertos en este hobby/deporte, aseguran que las pequeñas bolas de plástico que disparan las réplicas no duelen, aunque si el impacto se produce desde una distancia corta, puede ser 'como una picadura de avispa' comentan en uno de los foros de internet de Airsoft.

Pistolas, fusiles de asalto, ametralladoras, rifles, granadas, etc. Las posibilidades son infinitas, tanto en las réplicas de las armas (todas de juguete) como en los complementos que pueden adquirirse para aquellos que quieran un kit de lo más completo. Lentes de visión nocturna, ropa de camuflaje o sistemas de comunicación para estar en contacto en la distancia con los distintos miembros del equipo son algunas opciones.

En España existen diversas tiendas especializadas en este deporte, aunque algunos jugadores aseguran que solicitar los pedidos directamente a Hong Kong por internet, pude suponer en algunos casos un ahorro importante de dinero. Algunas réplicas pueden llegar a rondar los 300 euros.

También para las chicas

Desde luego se trata de un hobby en el que el porcentaje de hombres es muy superior al de mujeres. Sin embargo, las chicas también juegan. Las mujeres que se han animado a probar este deporte cargado de adrenalina han ido aumentando con el paso del tiempo y el crecimiento de su difusión en el territorio español. Y es que una buena partida de Airsoft puede suponer una manera de salir de la rutina diaria y de descargar el estrés de la semana en un entorno natural a través de un juego en el que la táctica y la estrategia tienen mucha importancia.