Capitales

España es el cuarto país europeo más atractivo para la inversión extranjera

España se convirtió en el cuarto país europeo más atractivo para la inversión extranjera en 2007, por detrás de Reino Unido, Francia y Alemania, tras acumular el 6,9% del total de proyectos realizados en el continente, según un informe de Ernest & Young.

En total, España recibió 256 proyectos de inversión extranjera durante el pasado ejercicio, lo que supuso un 21% más que en 2006, año en que también logró la misma posición.

En lo que se refiere a la creación de puestos de trabajo asociados a los proyectos de inversión, España registró un descenso del 31%, cifra que mejora los datos de Alemania (-40%), Irlanda (-44%) o Portugal (-59%), y que sitúa al país a un nivel similar al de Francia (-19%).

En cuanto a las perspectivas de futuro, el 8% de los consultados en el estudio señaló a España como un destino ¢posible¢ para sus próximas inversiones o proyectos de expansión. Este dato sitúa a nuestro país por debajo de países como Polonia, Alemania, Rusia o Francia, que lograron niveles del 18%, 16%, 12%, 11%, respectivamente.

En relación a Europa, el número de proyectos de inversión extranjera directa en Europa creció un 5% en 2007, hasta los 3.712, pero la creación de empleo asociada a dichos proyectos cayó un 18%, con un total de 176.551 puestos creados.

En el ámbito mundial, el informe señala que China pisa ¢cada vez más¢ los talones a Europa como uno de los países más atractivos para recibir inversiones extranjeras.

Sin embargo, puntualiza que la percepción de los inversores ¢dista algo de la realidad¢. Así, mientras el 47 % de los consultados situó a China como uno de los tres destinos más atractivos para invertir, el país sólo ha recibido un 8% de la inversión global extranjera, según datos de la Comisión de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) citados por el informe.

Mientras, sólo el 33% de los encuestados sitúan a Europa Occidental como su principal elección para la inversión local a pesar de que la zona todavía recibe el 37% de la inversión directa extranjera, según UNCTAD.