Situación económica

España entrará en recesión en el próximo trimestre, según UBS

La economía española entrará en recesión -crecimiento negativo en dos trimestres consecutivos- en el tercer trimestre de este año, según la entidad de crédito UBS, que sostiene que el crecimiento este año será del 1,3% y del 1% en 2009.

Así lo aseguró el responsable de UBS, Roberto Ruiz, durante la presentación del ¢Informe de perspectivas de la economía española 2008-2009¢, en el que se destaca que la inflación alcanzará el 3,8% en 2008 y el 2,6% en 2009.

Además, admite que el ajuste inmobiliario está siendo más brusco de lo esperado, como consecuencia de la crisis crediticia, la subida del euríbor y la desaceleración global.

Así, afirma que el desplome de la construcción residencial restará más del 1% del PIB durante dos años, con lo que se debilitará el empleo, el consumo y el presupuesto.

Asimismo, la construcción de viviendas caerá alrededor del 30% en los próximos tres años, mientras que su precio, según Ruiz, descenderá el 20% en el mismo periodo de tiempo.

Según el informe, los visados de obra nueva ya están cayendo cerca del 50% respecto a 2007 y podrían no superar la cifra de 350.000.

Por ello, destaca que es posible que se inicien menos de 400.000 viviendas este año y menos de 350.000 en 2009, frente a las 760.000 de 2006.

En este sentido, subraya que esta situación implicaría la destrucción de cerca de 400.000 puestos de trabajo directos, mientras que la aceleración de la obra pública absorbería menos de 100.000 empleos.

UBS asegura que para que el mercado inmobiliario vuelva al equilibrio es necesaria la normalización del euríbor, una caída del precio de la vivienda y la absorción de las no vendidas, con un nivel de construcción inferior a la demanda natural.

El estudio subraya que la tasa de paro alcanzará el 11% en 2008, debido a la destrucción de empleo en la construcción y en la industria, unido al aumento de la población activa.

Además, el sector exterior mejorará su comportamiento en 2008 y 2009, con un crecimiento de las exportaciones y una contracción de las importaciones como consecuencia de la debilidad de la demanda interna.