Peligro

Dresdner advierte del riesgo del Sabadell con los promotores

La morosidad aumentará más rápido de lo previsto y la banca tendrá que elevar sus provisiones, en especial en el crédito a promotores, según prevé Dresdner Kleinwort, que ha rebajado a Sabadell desde reducir a vender.

La exposición de los bancos españoles al crédito a promotores inmobiliarios va a seguir pasando factura al sector en Bolsa y va a ser también un valioso criterio para distinguir unas entidades de otras. El mercado inmobiliario español se está deteriorando a un ritmo más rápido del esperado, según señala Dresdner Kleinwort, y esto es motivo suficiente para que la firma alemana rebaje su recomendación para Sabadell desde reducir a vender y para que haya recortado sus previsiones de beneficios para la banca doméstica española en un 5% de media.

'Dada la sustancial exposición de algunos bancos y cajas de ahorros, es probable que las provisiones trimestrales se vean fuertemente afectadas por los promotores inmobiliarios', señala el analista de la firma, Arturo de Frías, que recuerda que en los últimos meses un total de 33 promotoras se han declarado en suspensión de pagos, una tendencia que promete continuar. La cuestión es en qué medida van a crecer las provisiones necesarias para cubrir esas insolvencias y cómo van a afectar a los resultados de la banca española.

En opinión de Dresdner Kleinwort, 'un problema con sólo unos pocos promotores podría desestabilizar por completo la tendencia en las dotaciones a provisiones'. Y añade que 'es posible que esas provisiones se recuperaran con el tiempo, pero el daño en términos de crecimiento de beneficios y de sentimiento en ese año ya estaría hecho'.

En este sentido, la firma ha elevado sus estimaciones de aumento de provisiones -a cuenta del crédito a promotores- en entre un 30% y un 40% para 2008 y 2009. 'Las provisiones por morosidad no quedarían fuera de control en al menos tres años gracias al colchón de las provisiones genéricas', explica Dresdner, que aun así eleva sus estimaciones de créditos fallidos.

Banco Sabadell puede ser una de las entidades más afectadas. Dresdner calcula un incremento del 40% para las provisiones a promotores en el caso del banco catalán, por encima del 25% que prevé de media. 'Los datos disponibles confirman nuestra impresión de que Santander y BBVA están menos expuestos que la media', añade. Ambas entidades tienen una cuota del 5,5% en el riesgo a promotores inmobiliarios, bastante por debajo de su cuota media habitual, y tienen una cuota incluso menor, del 3%, en la financiación a promotores que han anunciado problemas de impagos. En Popular, la cuota en crédito a promotores es del 2,8%, no muy distinta de su cuota de mercado natural. Y Sabadell, con el mismo porcentaje, sí supera en cambio su cuota media.

El aumento que espera Dresdner en las provisiones se traduce en una rebaja en sus estimaciones de beneficio por acción, que recorta en entre el 2% y el 3% para Santander y BBVA, en el 5% para Banco Popular y en el 8% para Banco Sabadell. Mantiene su recomendación de compra para Santander y BBVA, de reducir para Popular, al tiempo que ha rebajado a Sabadell a vender.

Las ventas amenazan los niveles de referencia en Bolsa

El renovado pesimismo que rodea al sector financiero después de que Standard & Poor's haya rebajado el rating de varios grandes bancos de inversión de EE UU está dejando la cotización de la banca española a punto de perder niveles de referencia. Santander cerró ayer en los 13,08 euros y llegó a abandonar durante la sesión la cota de los 13 euros, que no perdía desde mediados de abril. BBVA recuperó el 0,64% después de diez jornadas consecutivas de descensos y se plantó en los 14,16 euros, aunque perdió los 14 durante la sesión. No cierra por debajo de ese nivel desde el 31 de marzo. Popular, que cerró en 10,11, también lucha por no perforar los 10 euros. Sabadell cedió el 0,16%, hasta 6,33.