Paqueteria

Seur recuerda que tiene derecho de tanteo sobre sus franquicias

Seur se ha encontrado con que la aparente calma que le proporcionaba su singular modelo de propiedad, repartido entre medio centenar de franquiciados y un accionista estratégico, la francesa Geopost (que controla el 19,6% del capital y canaliza la presencia internacional de la empresa de paquetería exprés), amenaza con saltar por los aires.

Tras conocerse que un grupo de franquiciados está estudiando colocar sus participaciones en la empresa en el mercado al mejor postor, el núcleo duro de Seur, encabezado por su presidente, Manuel del Valle, emitió ayer un comunicado para recordar, entre otras cosas, que los estatutos de la compañía reservan a los accionistas de la misma un derecho preferente de tanteo y retracto, que les permite hacerse con cualquiera de las franquicias que pretendan desgajarse de la matriz siempre que iguale la oferta en firme que un tercero realice sobre ellas.

En este sentido, desde la empresa de transporte urgente se recuerda que desde el año 2004 han sido 17 los franquiciados que han puesto a la venta sus negocios y todos ellos han terminado dentro de la compañía, bien adquiridos por Geopost, bien por otros socios.

Según algunas informaciones publicadas en prensa, las franquicias que están dispuestas a poner a la venta sus negocios suponen más de la mitad del capital social de Seur, S.A. Este extremo se pone en duda desde la Dirección de la empresa, que sostiene que continúa teniendo el respaldo de su accionista estratégico, Geopost, así como el de los franquiciados con mayor facturación: Madrid, Bilbao, Zaragoza, Alicante, Valencia, Málaga o Sevilla.

Se subraya, además, que no ha existido ninguna comunicación oficial sobre este movimiento a nivel interno. Según los estatutos internos, cualquier socio que quiera poner a la venta su franquicia debe comunicarlo al Consejo de Administración, cuya convocatoria ni siquiera ha sido solicitada, según un portavoz de la empresa.

El comunicado oficial emitido ayer por Seur asegura que el funcionamiento cotidiano de la compañía continuará con total normalidad haya o no oferta de compra sobre sus franquicias.