Automoción

La venta de coches se desploma en el peor mayo en 10 años

La debacle del mercado de coches se agudizó en mayo, presa del deterioro de la situación económica. La caída del 24,3% en el quinto mes del ejercicio es un dato 'realmente malo, peor de lo esperado' para la patronal Anfac, que se plantea revisar de nuevo sus previsiones para 2008. 'Esto va mal y no tiene buena pinta', enfatizó ayer la patronal.

Los concesionarios se vaciaron de clientes en los cinco primeros meses del año, y la industria no descarta volver a rebajar sus previsiones de ventas para el presente ejercicio. Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en mayo se han elevado a 116.108 unidades, una cifra un 24,3% inferior a los 153.396 vehículos vendidos en el mismo mes de 2007 y que agudiza la crisis de un mercado vinculado directamente al consumo.

Ningún otro mes de mayo, al menos desde 1998, había tenido un comportamiento peor que el pasado. Y eso, a pesar de que éste es un periodo habitualmente positivo para el mercado por la cercanía del verano. Las ventas acumuladas en los cinco primeros meses se elevan a 587.407 unidades y suponen una caída del 14,3% respecto a las del mismo periodo de 2007.

El director general de Anfac, Luis Valero, aseguró ayer que mayo ha supuesto un 'jarro de agua fría' en un mercado ya de por sí muy vulnerable a los efectos de la desaceleración económica. Para el directivo, el dato es 'realmente malo, peor de lo esperado', y apuntó que la presencia en el calendario de un día hábil menos no es suficiente para justificar el desplome. 'Esto va mal y no tiene buena pinta', enfatizó. Así las cosas, Anfac no descarta revisar por segunda vez las previsiones para el ejercicio, si bien habrá que esperar a los resultados de junio y julio. El mes pasado, los presupuestos pasaron de una caída inicial del 2%, a principios de año, al 9%.

En la misma línea, la patronal de los concesionarios, Faconauto, ha advertido de que el sector se encuentra en un nivel de 'alerta máxima', al tiempo que ha pronosticado 'un bache de profundidad' durante los próximos dos años, si no se toman medidas para 'evitar un desastre' al cierre de este ejercicio.

El presidente de la patronal de importadores, Aniacam, Germán López Madrid, incidió en la misma línea en un comunicado al asegurar que 'esta situación está teniendo una grave repercusión sobre las redes de concesionarios que, en lo que va de año, han perdido el 20% de su facturación'. 'Esta situación no se podrá aguantar si no se toman medidas urgentes'.

Aparte de la caída de las ventas, hay que tener en cuenta otro dato negativo. La mayor parte de la caída proviene del canal más rentable, el del mercado particular y empresas no alquiladoras, que muestra un descenso superior a la media del mercado, retrocediendo en mayo un 28,4% y un 17,8% en lo que llevamos de año. La caída llevó ayer a Anfac a reiterar su demanda al Gobierno de que recupere el Plan Prever.

Los datos muestran además un cambio en el modelo de compra, con un descenso de los diésel y un aumento de la cuota de los de gasolina por el encarecimiento del gasóleo de automoción, cuyo precio sigue por encima del de la gasolina de 95 octanos. Concretamente, el 32% de los coches matriculados en mayo estaba equipado con motores de gasolina, frente al 68% de diésel.

El Focus lidera la carrera anual

La compañía estadounidense Ford es la marca que lidera el mercado español de turismos, después de un mes mayo que la consolida en esa posición, con 12.585 matriculaciones, perseguida por Citroën y Peugeot.

El modelo más vendido durante el pasado mes de mayo fue el Ford Focus, del que se matricularon 7.010 unidades el mes pasado, lo que le sitúa por delante del Citroën C4, con 6.438 unidades, del Renault Mégane, con 5.934 unidades y de los Peugeot 207 y 308, con 4.453 y 3.861 unidades, respectivamente.

Entre enero y mayo, el Focus fue también el coche más vendido tras alcanzar 31.735 unidades. Por detrás se colocaron el Citroën C4, con 27.568 unidades, el Renault Mégane, con 27.568 unidades, el Peugeot 207, con 24.398 unidades y los Seat Ibiza y León, con 21.427 y 17.890, cada uno de ellos.

Los todoterrenos siguen sumidos en una crisis, pues las matriculaciones de mayo cayeron hasta un 36,2%, con 8.657 unidades. En el año mantienen esa fuerte tendencia descendente con un 30,2% y 42.532 matriculaciones sobre las 60.947 de 2007.

Los monovolúmenes registraron un comportamiento similar, con una caída del 21,9% en el año hasta 66.688 unidades. En mayo, el descenso fue del 36,5%. Los monovolúmenes de gran tamaño cayeron el 47,7%.

El segmento más pequeño, por el contrario, experimentó un avance del 2,9,% en los cinco primeros meses del año hasta 114.628 coches. Y eso, a pesar de caer el 14,75% en mayo.

La venta de coches de lujo se desplomó el 45,3% hasta 1.190 unidades.

El segmento medio, el de mayor volumen, pierde el 2,9% de sus ventas hasta 214.427 vehículos.