Fraude

Société Générale sustituye al responsable de la división que sufrió el fraude multimillonario

Société Générale (SG) anunció hoy que Jean-Pierre Mustier, responsable de su división de la banca de financiación e inversión, que tuvo unas pérdidas de 4.900 millones de euros que el banco achaca al fraude del ex operador Jérôme Kerviel, dejará sus funciones en el tercer trimestre del año.

En un comunicado, SG dio a conocer el nombramiento de Michel Péretié, que trabajará con Mustier hasta que éste abandone sus responsabilidades, para ocupar unas ¢nuevas funciones¢ que la entidad simplemente se limitó a indicar que ¢se precisarán ulteriormente¢.

Péretié, que gracias a su ascenso se convertirá en miembro del comité ejecutivo del banco, había iniciado su carrera en 1980 en el principal competidor de SG, BNP Paribas, aunque desde 2000 trabajaba en Bear Stearns, donde había escalando posiciones.

Así fue designado en 2004 presidente de Bear Stearns International, dos años después se convirtió en el director general de la entidad para Europa y Asia, y en enero de 2007 entró en el consejo de administración.

Mustier señaló que ¢gracias a su gran conocimiento de las actividades de banca de financiación e inversión, su experiencia internacional y sus calidades humanas, Michel Péretié tiene todas las bazas para continuar el desarrollo¢ de esa división del banco.

El director general de SG, Frédéric Oudéa, manifestó su satisfacción por el fichaje de Péretié ¢para continuar y asegurar el desarrollo¢ de una división ¢estratégica¢ para el banco francés y ¢permitir a Jean-Pierre Mustier asumir otras responsabilidades en el grupo¢.

Apartar a Mustier de sus responsabilidades no es sino un paso más en la reorganización de SG desde que a finales de enero saltara a la luz el escándalo por las pérdidas multimillonarias achacadas a Kerviel.

Uno de los cambios más significativos es la asunción de las responsabilidades a mediados de mes como director general por Oudéa, que hasta entonces habían sido asumidas por el presidente del banco, Daniel Bouton.

En un informe interno hecho público hace una semana sobre el fraude del que se culpa al antiguo operador de mercados, que según el banco llegó a arriesgar unos 50.000 millones de euros de la entidad, se subrayaban los fallos a la hora de detectar los manejos de Kerviel por parte de sus superiores.

Los autores de esa auditoría aludían a la falta de preparación de supervisión de alguno de esos superiores, y a la insuficiencia de los controles.