æscaron;ltima

El alza de los alquileres amenaza con vaciar los Campos Elíseos

McDonald's estudia salir de la afamada avenida parisina por el fuerte aumento del precio de los locales.

Si en la mitología griega los Campos Elíseos se equiparan al cielo cristiano, en el mundo real la afamada avenida parisina va camino de convertirse en un pequeño infierno para comerciantes y empresarios. El alza desbocada de los alquileres en la tercera calle más cara del planeta no sólo ha forzado el destierro de cines y pequeños comercios a enclaves más económicos de la capital de la luz. También ha arrastrado a Planet Hollywood a cerrar. Y no es el único, pues McDonald's también se plantea abandonar el apreciado bulevar. A un promedio de 7.364 euros el metro cuadrado, su local, en el 138 de los Campos Elíseos, 'no vale lo que cuesta', protestan en la cadena de restauración. Para evitar verse expulsada del paraíso, McDonald's acaba de demandar a su arrendador por haberle duplicado el alquiler en los últimos cinco años. 'No queremos irnos', se atrinchera Sebastian Perochain, portavoz de la cadena en Francia. El restaurante sirve 1,5 millones de comidas al año, lo que lo sitúa como el de mayor éxito de la cadena en Francia y uno de los de comida rápida más frecuentados. ¿Hasta qué punto tal alquiler haría pasar penurias a McDonald's? Perochain prefiere no revelar cifras ni la identidad del propietario al que la cadena llevará ante la Justicia.

Sólo la Quinta Avenida de Nueva York, con un precio promedio de 11.983 euros por metro cuadrado, y Causeway Bay en Hong Kong, con unos 9.688 euros por metro cuadrado resultan más onerosas, en datos de Cushman & Wakefield. La calle Preciados de Madrid, la más cara de España, alquila a un precio de 2.820 euros el metro cuadrado. Pero a fin de cuentas, como se trata de una media, numerosos locales sobrepasan esos precios. Algunos propietarios, entre los que destacan las aseguradoras Axa y Assicurazioni Generali, cobran alrededor de 10.000 euros al año por metro cuadrado, en cifras de Thed International, consultoría turística parisina.

'La demanda sigue aumentando, así que los alquileres seguirán subiendo', asegura Thierry Bonniol, supervisor de la inmobiliaria Atisreal, con sede en París. 'Es una avenida muy cotizada por el número de turistas que la visitan', concreta. Al año, entre 80 y 120 millones de personas recorren estos 2,5 kilómetros que atraviesan el corazón de París enlazando el Arco del Triunfo a la Plaza de la Concordia.

La renta media es de 7.364 euros por metro cuadrado en la arteria del centro de París, frente a los 2.820 euros que se pagan en la calle Preciados en Madrid

'Los parisinos ya no nos sentimos en casa', se lamenta Roselyne Brière. 'Esta avenida es ya un producto de lujo para los ricos o para los turistas.'

La administración reconoce estar desarmada para controlar la subida de precios que atenaza al comercio. François Lebel, alcalde del octavo distrito de París, muestra poca confianza. Desde los años 80, restaurantes, cines y comercios independientes se han visto reemplazados por tiendas de Adidas, Disney o Gap. Los únicos, al parecer, capaces de hacer frente a alquileres prohibitivos como el que está a punto de expulsar a la última oficina de correos presente en el bulevar. 'No esperamos que vaya a renovar su contrato', anunció el alcalde Lebel.

Relegada a grandes fortunas, la avenida parisina se reserva para minoristas independientes con capacidad para pagar alquileres como el que desembolsa Nespresso, que recientemente abrió un local frente a McDonald's.