Hostelería

High Tech incorpora 14 hoteles este año para apuntalar su salida a Bolsa

La hotelera High Tech persiste en su objetivo de salir a Bolsa cuando el 'mercado lo permita'. Casi un año después de su intento fallido de saltar al parqué, High Tech engrosará su portafolio con 14 hoteles más para salir al mercado como una compañía 'más fuerte'. La cadena prevé además futuras oportunidades a mejores precios gracias a que el ciclo inmobiliario 'ha llegado a su fin'.

El objetivo es presentarse ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como una compañía sólida o al menos más grande que la High Tech del pasado octubre cuando se frustró su salida a Bolsa. La volatilidad de los mercados y las discrepancias surgidas en torno a la valoración de la empresa fueron, según la compañía, las causantes de que ahora el proceso esté paralizado.

Para ser más fuertes y llegar al parqué 'sin ser una de las más pequeñas' se han planteado expandirse a base de ampliar su portafolio. Justo ahora que tienen fondos suficientes para poder afrontarlo (a finales de 2007 realizaron una ampliación de capital de 55 millones de euros).

'Este año va a ser una buena oportunidad para ampliar nuestra cartera', asegura el director general de la compañía Antonio Fernández Casado. El parón en el mercado inmobiliario les ha permitido firmar por ahora contratos para seis hoteles en los cuatro primeros meses, y conforme va el año aseguran que, como mínimo, firmarán por ocho más. Los arrendamientos, única fórmula con la que trabajan por ahora, se prevén más bajos ante la imposibilidad de los promotores de colocar sus inmuebles.

Pero la compañía, fundada hace siete años, imagina 2009 como uno de sus mejores años: comenzarán el ejercicio con 53 hoteles firmados en cartera y confían en que será el ejercicio en que los precios de los suelos sean más atractivos para los inversores y puedan firmar con ellos acuerdos de arrendamientos de los inmuebles a largo plazo. Parte de su plan de negocio se basa precisamente en este tipo de contratos de alquiler.

Los números para el año próximo también les acompañan, porque aspiran a alcanzar los 100 millones de facturación (un 42,8% más que el ejercicio anterior) y llegar a los 80 hoteles en cinco años.

La asignatura pendiente

Desde la compañía aseguran que ya tienen los 'deberes hechos' para su próxima salida a bolsa en 2009 o cuando la situación financiera y del mercado lo permita. Tienen los papeles preparados y los análisis hechos que aseguran que el precio de la compañía ronda los 200 millones de euros.

Se frenó en seco su salida al parqué español el pasado octubre, pero desde la dirección de la hotelera creen que les ha llegado a beneficiar. En su intento el pasado año tenían 27 hoteles en funcionamiento. Para 2009, en cambio, rozarán los 40. Un incremento que hará que se puedan presentar ante la CNMV con una fortaleza y madurez de la que carecían hace un año.

El equipo directivo, que posee la máxima participación en la compañía (26,23%), tiene claro que en su próxima salida a bolsa se pondrá un mínimo del 70% de capital flotante. El resto se lo repartirán el equipo directivo y los accionistas El Piles (10%), Edificio Miño (6,5%), Oilex Company (5%) y Berquet (0,27%). Dinamia y y el fondo N+1 que ostentan el 26% del capital cada uno, desinvertirán gran parte de sus activos (aunque se quedarán con una pequeña participación) tal y como estaba previsto.

SâLO EN ESPAçA

High Tech no tiene ninguna intención de salir de compras fuera de España. Según sus directivos, en 'casi todas' las comunidades autónomas del país hay nichos de mercado que aún están por cubrir. Sobre todo en Madrid. La hotelera achaca al conocimiento de la zona y al enorme nicho de mercado en el segmento urbano el hecho de que ya tengan 20 hoteles en la capital y proyecten abrir 7 más.