Fondos de inversión

La gestora estadounidense T. Rowe desembarca en España con 22 fondos

T. Rowe Price, una de las mayores gestoras de fondos estadounidenses, ha empezado esta semana a comercializar activamente sus fondos en España. Tiene 22 Sicav registradas en la CNMV y, de momento, se va a centrar en el tramo institucional y de grandes fortunas.

Por el momento, la apuesta de T. Rowe Price para entrar en el mercado español se centrará en tres fondos de renta variable de mercados emergentes, uno de África y Oriente Medio, otro de Asia (excluyendo Japón) y un tercero de mercados emergentes globales. 'Hay oportunidades en estas categorías. La crisis crediticia es un ejemplo del desacople del crecimiento entre las economías desarrolladas y las emergentes. Además, dos de estos tres fondos, que son clones de fondos registrados en Estados Unidos, tienen historial desde 1985', explica Andrew Marks, director regional para el sur de Europa de la gestora.

Así, aunque T. Rowe ha registrado en la CNMV otras 22 Sicav, en la presentación al mercado llevada a cabo esta semana se ha centrado en estos tres fondos. El de África y Oriente Medio ha rentado un 42% en poco más de un año de vida, mientras los otros rondan el 30% anual.

'España supone un primer paso en el sur de Europa, aunque también tenemos puesta la vista en América Latina a través de BBVA y Santander. En el mercado institucional esperamos que cada vez se potencien más los fondos de pensiones, y en el de banca privada consideramos que ya existe una arquitectura abierta. En el mercado minorista, aunque está muy dominado por la gran banca, buscaremos alianzas con proveedores de productos', añade Marks.

T. Rowe Price fue fundada en el año 1937, y actualmente gestiona fondos por valor de 238.900 millones de euros -un volumen similar al del conjunto de las gestoras españolas-.

'No utilizamos hedge funds ni capital riesgo; el 100% de los activos está invertido en renta fija o renta variable', comenta Marks. Sobre la situación actual de los mercados, considera que en los mercados de Estados Unidos existe una gran discrepancia entre distintos sectores, y que algunas valoraciones han caído tanto que existen oportunidades. Por otro lado, muestra su preocupación por la evolución de los precios en Europa. Y acerca de la economía española, señala que existen problemas potenciales después de más de una década de crecimiento, pero apunta también que las empresas tienen buenos equipos gestores y una cuenta de resultados diversificada.