Encuesta

El temor a la inflación crece entre los gestores de fondos, según Merrill

Los gestores de fondos de inversión continúan preocupados por la ralentización de la economía mundial y la caída de los beneficios empresariales, pero su mayor alerta está en la subida de los precios, según refleja la encuesta de gestores de fondos de Merrill Lynch.

Merrill Lynch asegura que la inquietud entre los gestores sobre las expectativas de crecimiento económico mundial y la evolución de los beneficios empresariales se ha dilatado. De esta forma, la encuesta del mes de mayo resalta que la alerta sobre una recesión económica inminente se ha reducido desde el 24% en abril a un 18% en la última oleada. Mientras que el porcentaje de expertos que esperan una recesión dentro de un año también se ha visto reducido desde el 40 al 29%.

De esta forma, las señales de alarma ante una posible estanflación, es decir, ralentización económica y precios al alza, han dado paso al temor a la subida de precios. De hecho, una cuarta parte de los encuestados esperan que la inflación mundial se eleve en los próximos 12 meses, mientras que en abril el porcentaje era del 7%.

Otro de los aspectos destacados en la encuesta del banco de inversión son las estimaciones de beneficios empresariales. Un 77% de los participantes creen que los ingresos de las compañías estimados por el consenso son demasiado elevados y se separan de la realidad.

La subida de las materias primas también acapara la atención de los gestores que tratan de sacar partido al sector. Con todo, un 52% de los expertos afirman que el petróleo está sobrevalorado, mientras que un 29% asegura que el oro también lo está. La encuesta refleja además el interés de los analistas europeos por la inversión en petróleo, gas y materiales básicos y han ampliado su exposición hasta un 41%, frente al 29% de abril. Mientras que han reducido la exposición a sectores más cíclicos como el consumo minorista o los automóviles.

La apuesta por este tipo de inversiones choca con otro tipo de sectores. Karen Olney, jefa de estrategia de renta variable europea de Merrill Lynch afirma que ¢Los bancos, por el contrario, están siendo penalizados por la caída de los ingresos¢. De esta forma, hace un mes casi la cuarta parte de los gestores de la zona euro y del Reino Unido aseguraba que los bancos estaban infravaloradas, un porcentaje que ha descendido a cero en la última encuesta.